Según un sondeo entre los 150 restaurantes que participan en el Festival gastronómico

Zaragoza – Redacción – 14 NOV 2013

Algo que se ha notado especialmente en las zonas turísticas como en la provincia de Huesca, donde los menús han conseguido llegar a clientes de todo el territorio de Aragón que se han movido y respondido al evento, así como a otros llegados de fuera de nuestra comunidad, fundamentalmente Cataluña. De hecho en la provincia altoaragonesa, la mayoría de restaurantes han llenado sus comedores.

Por otra parte, la ocupación hotelera también ha sido alta a lo largo de todo el puente, y sirva como ejemplo que la ocupación media en Zaragoza capital durante estos días ha sido del 78,28 %, frente a la alcanzada en 2012, según el INE, que fue del 45,91 % en fin de semana, y quizá aunque la celebración de Aragón con gusto no haya sido la causa principal de este incremento evidentemente ha contribuido a este crecimiento.

La intensa promoción del festival y el atractivo de las ofertas han sido factores determinantes, para que aragoneses y visitantes, se hayan volcado en los establecimientos, que mantienen su oferta hasta el próximo domingo, 10 de noviembre.

150 menús entre 20 y 35 euros

El festival se conforma en torno a los 150 menús que han preparado otros tantos establecimientos aragoneses (más de 145 restaurantes aragoneses y 60 hoteles). Han ajustado sus tarifas, que oscilan entre los 20 y 35 euros, manteniendo tanto la calidad, como el servicio habitual del restaurante. Así, se oferta un menú cerrado, con agua, vino –Bodega Pirineos y Grandes Vinos y Viñedos, respectivamente de las DOP Somontano y Cariñana− o coca-cola, y al menos tres servicios antes del postre.

Un total de sesenta hoteles, de todas las categorías y distribuidos por las tres provincias, ha creado una oferta que incluye alojamiento para dos personas y desayuno. Con precios promocionales, que oscilan desde los 20 euros por persona del más económico a los 45, ya en un cinco estrellas.

Finalmente, la gastronomía y los alimentos salen también a la calle durante estos días. Gracias a la colaboración de diferentes entidades, como la asociación de cocineros de Aragón, las de pasteleros de Zaragoza y Huesca, la de baristas de Aragón, los truficultores de Teruel, Slow Food, Cuchara de Boj, Amics del Bolets y las escuelas de hostelería aragonesas, etc.