Los últimos tramos cerrados eran los de Llánaves de la Reina (León) y Piedrasluengas (Palencia), donde a la gran cantidad de nieve acumulada se le une el elevado riesgo de aludes, lo que obliga a trabajar de forma “muy lenta” a las máquinas por motivos de seguridad

León – 12 FEB 2015 – Redacción

El consejero de Fomento y Medio Ambiente hizo balance del temporal de frío y nieve que ha azotó Castilla y León entre el 31 de enero y el 8 de febrero. Aseguró que ha sido la mayor nevada de la “historia reciente”, desde la que se registró en 1985 y comparable a la episodio de enero de 1953. Explicó que en algunas zonas se llegaron a acumular hasta seis metros de nieve debido a la dureza del frente polar y a la ventisca, no recordado por los habitantes de estas zonas.

Asimismo, remarcó que ninguna emergencia vital ha quedado sin atender y que no ha habido que lamentar ningún daño personal, ni en los vecinos afectados por las nevadas, ni en los usuarios de vías de comunicación, ni entre los profesionales del operativo de vialidad. El consejero informó de que en los ocho días del temporal se registraron 4.800 incidentes, de los que 685 estuvieron relacionados con las condiciones climatológicas adversas. Solo en Burgos, León y Palencia se contabilizaron 545.

llanaves de la reina

En ese sentido, el consejero de Fomento destacó la “coordinación” con “todas” y “entre todas” las administraciones y valoró la actuación de los 1.300 profesionales del operativo de la Junta, los 2.200 voluntarios de Protección Civil, los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), la Guardia Civil y en general de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como de los ayuntamientos y diputaciones provinciales.

El 31 de enero la Agencia de Protección Civil activó la alerta por nevadas y vientos y las delegaciones territoriales de Burgos, León y Palencia declararon el nivel 1 del Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León (Plancal), que en el caso de la provincia burgalesa se desactivó el 9 de febrero. El consejero indicó que el operativo encargado de las carreteras ha trabajado al “100 por 100”. Apuntó que las máquinas quitanieves acumulan más de 7.000 horas de trabajo, han extendido más de 4.000 toneladas de sal y han recorrido 44.227 kilómetros en las tres provincias del norte, lo que supone dar cuatro veces la vuelta a toda la red viaria autonómica.

“Paciencia”

El titular de Fomento explicó que los últimos esfuerzos se centraron en desbloquear los accesos por carretera a Llánaves y La Pernía, las dos últimas poblaciones a las que todavía no se había podido llegar por carretera. Silván explicó que en estos puntos se ha trabajado de forma “muy lenta” para evitar “consecuencias mayores” ante el riesgo de que haya avalanchas de nieve. Como ejemplo, indicó que las máquinas fresadoras, que trituran la nieve y la lanzan en forma de polvo a varios metros, solo pudieron avanzar 500 metros en una jornada.

Dispositivo

“El riesgo cero no existe”, dijo el consejero en relación al dispositivo diseñado por las administraciones. Recalcó que ante un temporal de estas “magnitudes” todos los esfuerzos son “pocos”. No obstante, reconoció que “todo es mejorable” una vez superada estas situaciones, después de que cientos de vehículos se quedaran bloqueados en la Autovía de la Meseta (A-67) entre Palencia y Cantabria. “Los temporales no entienden de comunidades autónomas”, dijo.