Àlvar Ayuso, del restaurante Alvart de Barcelona, protagoniza sendos seis manos en Singapur y Kuala Lumpur donde cocina y presenta platos y productos patrios. Le acompañaron en la experiencia los chefs locales Jet Lo (Singapur) y Christian Bauer (Kuala Lumpur)

Barcelona – 24 FEB 2016 – Redacción

Àlvar Ayuso, chef y propietario de Alvart, se ha embarcado en un proyecto de fusión gastronómica y experimental para cocinar a seis manos en dos restaurantes de Singapur y Kuala Lumpur, una aventura que tuvo su primera parte el pasado mes de octubre en Barcelona. Ahora ha sido el chef de Roses el que se ha movido hasta el sudeste asiático para enseñar productos y platos junto a otros dos cocineros locales en una experiencia única que ha cautivado al comensal.

Han sido dos servicios por restaurante y ciudad (15 y 16 de febrero en Singapur y 18 y 19 en Malasia) en los que cada cocinero ha elaborado tres platos. Compartiendo saberes y sabores, Ayuso, Jet Lo (Ding Dong, Singapur) y Christian Bauer (Cantaloupe, Kuala Lumpur) presentaron un menú de doce elaboraciones abierto al público local, en una serie de noches en los que tras el servicio los cocineros salían a sala para explicar el qué y el por qué de sus propuestas. “Ha sido una oportunidad –comenta Ayuso- de presentar y dar a conocer nuestro producto y forma de cocinar, además de un enriquecimiento profesional y culinario”.

Alvar Ayuso, Jet Lo y Christian Bauer

Alvar Ayuso, Jet Lo y Christian Bauer

Los platos presentados por el chef catalán fueron royale de erizos de mar con ensalada de algas y aire de raifort; suquet con setas; macadamia, limón y naranja sanguina con amargos. “Todas ellas creaciones en las que he intentado adaptar al máximo nuestra gastronomía al paladar local sin perder integridad y combinando con los productos de cada región”. La respuesta ha sido muy bien recibida y los restaurantes que han acogido los eventos (los propios de Lo y Bauer) han llenado aforo en las cuatro sesiones.

Gastronomía y amistad

Los chefs Àlvar Ayuso y Jet Lo se conocieron durante el congreso San Sebastián Gastronomika en octubre de 2015 y la conexión fue automática. Dos jóvenes que no comparten idioma vernáculo pero sí lenguaje creativo se encontraron en cocinas y, días después, repitieron con un primer cuatro manos en el restaurante del catalán en Barcelona. “Fue una experiencia muy provechosa para ambos y una oportunidad única para el público”. Se citaron para repetirlo próximamente pero en campo contrario. A esta nueva edición se ha sumado el chef francés pero afincado en Kuala Lumpur Christian Bauer, que ha permitido añadir otra cocina a la propuesta. ¿Repetirán el seis manos en Barcelona? “Sería bonito”.