España es el segundo país del mundo tras Estados Unidos con mayor número de Reservas de la Biosfera reconocidas por la UNESCO y casi el 40 % de ellas se ubican en Andalucía y en Castilla y León

León – 15 JUL 2015 – Redacción

Estas dos comunidades autónomas cuentan respectivamente con 9 y 8 espacios protegidos dentro de la Red Española de Reservas de la Biosfera: zonas ecológicamente representativas o de valor único en ambientes terrestres, costeros o marinos en las que cobra especial relevancia la integración del desarrollo humano y la conservación.

Después de Andalucía y Castilla y León, las regiones españolas con más enclaves de este tipo son Canarias que tiene 6, Galicia que cuenta con 5 y Asturias que posee 4: entre las tres, suman otro 35 % de la superficie protegida en este ámbito en España, según datos del Banco de Datos de la Naturaleza, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

Reserva de la Biosfera de Babia con Peña Ubiña al fondo

Reserva de la Biosfera de Babia con Peña Ubiña al fondo

Además de ellas, la Red Española de Reservas de la Biosfera (RERB) incluye otras 2 de carácter transfronterizo: Geres/Xures con Portugal y la Intercontinental del Mediterráneo con Marruecos.

En total, suman 45 lugares naturales bajo protección legal, que son gestionados por el Organismo Autónomo Parques Nacionales, dependiente del MAGRAMA.

De hecho, España posee un número más elevado que la mayor parte de países, algunos de ellos sensiblemente más grandes en tamaño como es el caso de Rusia o China, y, hoy por hoy, es la segunda nación del planeta con mayor superficie protegida dentro del marco del programa Hombre y Biosfera de UNESCO (MaB).

La primera es Estados Unidos, que cuenta sólo con 2 más hasta un total de 47, aunque la próxima incorporación a la lista de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica entre España y Portugal y de la Reserva de la biosfera del Macizo de Anaga en Tenerife equilibrará la balanza si el gigante norteamericano no incluye ningún territorio en su propia lista.

El Comité Consultivo internacional de la UNESCO ya ha apoyado la declaración de estos dos nuevos espacios protegidos y su inclusión en la red mundial, aunque la decisión final de este organismo no se tomará antes del próximo mes de junio.

El Programa sobre el Hombre y la Biosfera, encargado de recoger y contabilizar estos espacios protegidos, tiene carácter intergubernamental y fue creado a principios de los años 70 con el objetivo de establecer una base científica para mejorar la relación de las personas con su entorno.

Desde entonces, se han ido sumando diferentes ecosistemas que apuestan por la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad.