El Juzgado Penal numero 1 de Ciudad Real ha condenado a un ganadero a 18 meses de prisión y tres años de inhabilitación para el ejercicio de la caza como autor de un delito contra la fauna por uso de cebos envenenados que acabaron con la vida de seis águilas imperiales

Ciudad Real – 3 NOV 2015 – INT

También tendrá que indemnizar a la Junta de Comunidades con la cantidad de 360.000 euros por el valor de las especies de fauna silvestre afectadas.

Según ha informado en nota de prensa Seo Birdlife, los hechos se produjeron en enero de 2012, cuando Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha, entre ellos los pertenecientes a las Unidad de Investigación de Veneno (UNIVE) creada en el marco del Life+ VENENO, y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), acompañados por unidades caninas de ambos cuerpos, localizaron en la finca de la Encomienda de Mudela, situada en el municipio de Viso del Marqués (Cuidad Real), seis ejemplares de águila imperial ibérica, un zorro y un total de nueve cebos.

Aguila imperial ibérica

Aguila imperial ibérica

Según esta organización, durante el juicio quedó probado que la muerte de los animales se produjo por envenenamiento causado por un potente insecticida carbamato, encontrado igualmente en los cebos localizados y que el acusado los colocó en su finca con la finalidad de dar muerte a los depredadores que atacaban a las ovejas y gallinas de su explotación, y muy especialmente a las águilas imperiales que nidificaban en su parcela.

Los hechos se produjeron además en una Zona de Dispersión de Águila Imperial Ibérica y Zona de Importancia para el Águila Imperial Ibérica.