La fama de Ángel León aumenta a nivel internacional. Aponiente , que fue elegido en 2011 por The New York Times como uno de los diez restaurantes que bien merecían un viaje en avión, es ahora alabado en The Times

El Puerto de Santa María (Cádiz) – 23 NOV 2015 – Carmen I. Quignon

El escritor y periodista John Carlin describe en el artículo The best restaurant you’ve never Heard of (‘El mejor restaurante del que nunca has oído hablar’) del 14 de noviembre una vista al anterior establecimiento en la calle Puerto Escondido mientras se encontraba de vacaciones por la zona. Allí, además de probar la cocina del chef de mar, pudo charlar con él y descubrir sus inicios y los secretos que le han llevado a conseguir dos estrellas Michelin.

Carlin cuenta que Ángel León fue un chico hiperactivo y mal estudiante que abandonó el colegio a los 16 años para estudiar cocina. Su primer trabajo fue de lavaplatos en un restaurante de Burdeos, Francia, con tres estrellas Michelin donde el cocinero recuerda que eran muy duros. Pero ya entonces había algo en su carácter que John Carlin achaca a triunfadores como Ferran Adriá: «Es intrépido, resuelto y con mucha más energía que el resto de la gente. Y más empuje. Y más fe en sí mismo», apunta el autor. Toda esa fuerza se manifiesta en la charla que mantienen en Aponiente, ya que Carlin confiesa sentirse exhausto al escuchar las miles de ideas que expresa el chef. Continuando con sus inicios, el periodista recoge una anécdota que se produjo tras el progresivo ascenso en la jerarquía del restaurante bordelés, cuando Ángel León pidió a sus padres dinero para montar su propio establecimiento, a lo que accedieron «hasta que descubrieron que había malgastado una fortuna en llamadas de móviles desde Francia a una chica de aquí de la que me enamoré locamente».

Ángel León, el “El Chef del Mar” del restaurante A Poniente

Ángel León, el “El Chef del Mar” del restaurante A Poniente

Tras alcanzar su sueño de abrir Aponiente, vinieron no pocas dificultades porque su cocina no se comprendía. El chef ha expresado en más de una ocasión que tuvo que tomar una nueva perspectiva. De esta forma consiguió cocinar el mar, analizarlo y reproducirlo en sus platos con un enorme éxito. Para John Carlin se trata de otro restaurante vanguardista español, pero no uno más, si no el que le ha llevado a reconciliarse con una corriente gastronómica manida en muchos casos.

Ahora, el plancton, los peces de descarte y toda su pasión por el mar que ha ganado al escritor británico, continúa en las nuevas instalaciones en el molino de mareas, todo un complejo dedicado a la vida marina. Una aventura que continuará en Alevante, la siguiente apuesta del chef que se ubicará en un hotel de Chiclana a partir de marzo de 2016, y la reconversión del antiguo local de Aponiente en un gastrobar de tapas