La organización internacional Survival denuncia que Paraguay ha otorgado a ganaderos una licencia que les permite arrasar completamente una reserva indígena, biósfera protegida por la Unesco, donde también se están refugiando indígenas aislados, denominados ayoreos

Madrid – Survival – 23 DIC 2013

“La Secretaría del Ambiente de Paraguay (Seam) ha violado la legislación nacional e internacional al expedir una licencia medioambiental a la compañía ganadera Yaguareté Porá S.A., que pone en peligro extremo las vidas de los indígenas aislados”, denunció Survival en un comunicado. Se explicó que los miembros ’contactados’ de la tribu afectada han estado trabajando incansablemente para obtener la titularidad legal del territorio habitado por sus parientes más aislados de las sociedades tradicionales.

Según la entidad, una ONG dedicada a la protección de los derechos de tribus y nativos a nivel mundial, muchos ayoreos que fueron sacados del bosque a la fuerza acosados por los ganaderos desde 2004, sufren en la actualidad enfermedades respiratorias, como tuberculosis, mientras que otros ya han fallecido como consecuencia de ellas.

Indios ayoreos - Foto de Survival

Indios ayoreos – Foto de Survival

“Si comienza otra vez la deforestación, si las topadoras comienzan otra vez a hacer gran ruido, nuestra gente se va a esconder en lugares donde no hay muchos alimentos. Van a sufrir”, denunciaron representantes de los indígenas en un mensaje reproducido por la organización.

Se indicó que los nativos “ya no saben adónde ir” y que lo único que pretenden es “seguir usando el monte y que no se moleste a nuestros hermanos de los bosques”. Los ayoreos habitan el Chaco central, región inhóspita y selvática cercana a la frontera con Bolivia, distante a unos 650 km al noroeste de Asunción.

Imágenes satelitales revelaron que la compañía de producción cárnica Yaguareté, propiedad de uno de los denominados “barones de la carne” brasileños, Marcelo Bastos Ferraz, quien ya comenzó a destruir vastas extensiones de bosque habitadas por ayoreos ’no contactados’, señala Survival, una ONG dedicada a la protección de los derechos de tribus y nativos a nivel mundial.

La carne producida por la compañía brasileña se exporta al mercado europeo y por ello, la entidad le escribió a la Unión Europea (UE) sobre las actividades de la compañía. El director de Survival, Stephen Corry, declaró el miércoles que el gobierno “se arriesga a sacrificar las vidas de los ayoreos en su codiciosa búsqueda de ganancias extranjeras.”