Asturias promociona estos días el Camino de Santiago a su paso por la comunidad en la segunda edición del foro y congreso profesional Fair Way. Durante el certamen, que reúne a profesionales del sector turístico, agencias de colectivos religiosos, asociaciones jacobeas nacionales e internacionales y público en general, los técnicos del Principado se reunirán con una quincena de turoperadores europeos e hispanoamericanos que programan visitas a las rutas jacobeas o están interesados en hacerlo.

El foro se celebra en Santiago de Compostela, con la presencia de empresas del sector procedentes de Reino Unido, Irlanda, Italia, Alemania, Brasil, Colombia y Argentina, que podrían ampliar la presencia de Asturias en sus catálogos.

La asistencia a esta feria se enmarca en el plan de actuaciones que el Principado ha impulsado para la conservación, mantenimiento, difusión y promoción de las rutas jacobeas. Entre esas acciones, destacan la publicación del Libro Blanco del Camino de Santiago –que incluye 80 medidas, 23 de las cuales ya están en marcha-, y el diseño de una estrategia específica de promoción. La inversión total prevista para impulsar este año las vías jacobeas alcanza los 834.425 euros, a los que se suman otros 75.000 recogidos en la ley de crédito extraordinario.

Asturias recibe cada año entre 21.000 y 30.000 peregrinos, que generan de 9 a 12 pernoctaciones por persona. El principal valor del Camino de Santiago como producto turístico radica precisamente en esa elevada estancia media, así como en su capacidad para atraer visitantes extranjeros, su carácter desestacionalizador y la vertebración territorial que favorece, puesto que las diferentes rutas recorren 36 municipios, muchos de ellos apartados de los principales circuitos.

Entre las acciones previstas en el plan de promoción para el próximo año destacan campañas de publicidad, contactos con prescriptores como congregaciones religiosas o medios especializados, la asistencia a ferias y congresos, y labores de formación dirigidas a alojamientos, informadores y guías, además de la participación en redes, marcas y programas nacionales y europeos.

El Gobierno de Asturias impulsó en 2015 la declaración de los Caminos de Santiago como Patrimonio Mundial de la UNESCO y recientemente ha formalizado la incorporación de las rutas jacobeas al programa Itinerarios culturales del Consejo de Europa, una de las más prestigiosas organizaciones internacionales dedicadas a promocionar la diversidad cultural y el turismo sostenible.