Dehesa de los Canónigos acaba de lanzar la nueva añada de Quinta Generación, un vino elaborado con Tempranillo con un sutil paso de cuatro meses por barrica, donde destaca la fruta, el equilibrio y una gran personalidad

Pesquera de Duero (Valladolid) – 23 OCT 2015 – Redacción

“Esta cosecha de Quinta Generación representa lo que ha sido y será la añada 2014. Si ya presentamos la primera cosecha como un ‘joven con alma de grande’, esta ocasión se ha superado, tiene un enorme potencial”, explica Belén Sanz, directora técnica y enóloga de la bodega.

Quinta Generación es un vino joven con una gran paleta de aromas primarios, muy bien integrados, fresco en boca, pero con gran carácter. Según Belén Sanz, “en 2014 encontramos más estructura que en 2013. En boca se aprecia la fuerza de esta añada, mientras que en nariz destaca por su alegría y viveza”.

La uva con la que se elabora Quinta Generación procede del viñedo de la parcela ‘El Caserío’, plantado hace más de 20 años. Elaborado por primera vez en 2012 para celebrar el 25 Aniversario de Dehesa de los Canónigos, el vino cuenta en la actualidad con una producción de 30.000 botellas.

“Una cosecha histórica”

La salida al mercado de Quinta Generación 2014 coincide con el fin de la vendimia 2015, “una cosecha histórica”, según Iván Sanz, director gerente de Dehesa de los Canónigos. “Ha sido un año excepcional para hacer vinos longevos, de guarda. Hay un equilibrio perfecto entre el grado alcohólico, la acidez y la maduración fenólica”, explica.

La bodega ribereña ha vendimiado 200.000 Kg de uva, en un estado sanitario excelente debido, entre otros factores, a que las condiciones climáticas han favorecido la ausencia de enfermedades. El rendimiento medio de las parcelas ha sido de 4.000 Kg/Ha y, aunque la producción ha sido similar a añadas anteriores, el rendimiento de los racimos y bayas se ha reducido en torno al 15% debido a su menor tamaño.

Aunque desde el inicio Dehesa de los Canónigos apostó por realizar en las cepas prácticas respetuosas con el medio ambiente y evita el uso de tratamientos de síntesis química, durante la vendimia 2015 ha comenzado a tramitar la certificación ecológica del viñedo.