En el Día de Castilla y León en Fitur, la Junta de Castilla y León ha presentado los buenos datos turísticos con los que ha cerrado el año 2016, el mejor desde que existen datos estadísticos

Valladolid – 23 ENE 2017 – Redacción

La importancia de la actividad empresarial se traduce en datos como los ingresos para el sector turístico, que se han incrementado un 5,5 %, pasando de 1.887.030.802 euros, en 2015, a 1.991.714.272 el pasado año 2016, con un incremento de más de 104 millones de euros. Estos datos favorables también se reflejan en la creación de empleo, con un crecimiento del 2,96 % en el cuarto trimestre del 2016 en relación al mismo periodo del año anterior, pasando de 68.350 a 70.375 afiliados a la Seguridad Social en el sector turístico, alcanzando la mejor cifra histórica en términos de empleo turístico.

En concreto, en 2016, la Comunidad ha superado, por vez primera, los siete millones de viajeros y los 12 millones de pernoctaciones en un año en Castilla y León, con un crecimiento del 7,17 % en viajeros extranjeros, que pasan de 1.470.656, en 2015, a 1.576.135 en 2016, así como un crecimiento de 6,50 % en las pernoctaciones extranjeras, superando los 2,3 millones. Estos datos reflejan el importante esfuerzo por la internacionalización de la oferta turística en la Comunidad y por aunar promoción y comercialización a través de productos especializados en función de la demanda de los mercados.

Calle Ancha de León turismo turistas

Calle Ancha de León / Julio Miguel Soto

En el ámbito del turismo rural, como ejemplo clave de la dinamización del medio rural a través del turismo, el pasado año se han vuelto a registrar cifras récord, al recibir 989.406 viajeros, lo que significa un incremento del 5,84 % con respecto al año anterior, creciendo las pernoctaciones un 4,55 % hasta superar los dos millones, de 1.919.952, en 2015, a 2.007.359 en el año 2016. Estos datos permiten a la Comunidad mantener el liderazgo en turismo rural a nivel nacional, acaparando el 19,36 % del total de viajeros y el 15,55 % de las pernoctaciones de turismo rural de España, según los datos del INE.

Además, el año 2016 ha permitido conseguir cifras históricas en determinados periodos, como los registrados en verano -meses de julio y agosto- con un incremento del 5,01 % de viajeros -de 1.680.783 a 1.733,429 viajeros- y del 4,83 % de pernoctaciones -de 2.970.668 a 3.114.228-.

Durante su intervención, el presidente de la Junta de Castilla y León también ha hecho balance de las políticas de la Junta para el apoyo y modernización del sector, que se enmarcan en el Plan Estratégico de Turismo 2014-2018, en cuyo contexto ha destacado el impulso del turismo gastronómico a través de la Mesa de la Gastronomía de Castilla y León; la aprobación del Plan de Señalización Turística 2016-2019 o del Plan de Formación Turística 2016-2019, presentado en INTUR.

En cuanto a la mejora del marco normativo, la Junta ha aprobado las normas que regulan los alojamientos de turismo rural, los apartamentos turísticos, los alojamientos hoteleros, el servicio turístico de restauración y la profesión de guía de turismo. Asimismo, está previsto que en las próximas semanas se apruebe la regulación de las viviendas particulares de uso turístico, al tiempo que se está trabajando para disponer de la normativa que modernice la regulación de los albergues turísticos, los campings y el turismo activo.