Castilla y León ha vuelto a ser el segundo destino preferido en los alojamientos de turismo rural en el mes de junio, por detrás de Baleares, con un total de 121.934 pernoctaciones y con un incremento del 24 por ciento respecto al mismo mes de 2016

Valladolid – 1 AGO 2017  – Redacción

Estas cifras mantienen a Castilla y León en la segunda posición en número de pernoctaciones por detrás de Baleares, que registró el pasado mes 144.399 estancias. Además, el pasado mes de junio un total de 64.480 viajeros pasó por los alojamientos de turismo rural existentes en Castilla y León de los que 55.229 eran residentes en España y 9.521 en el extranjero.

Sin embargo y según la misma Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, la estancia media en los establecimientos rurales de Castilla y León a lo largo del mes de junio fue de 1,89 días, de nuevo por debajo de la media nacional (2,4o días).

Respecto al número de alojamientos abiertos en Castilla y León en abril ascendió a 3.432 (16.945 en España), con 31.177 plazas estimadas (163.408 en todo el país) y el personal empleado ascendió a 4.698 (25.114 en el país). De este modo, Castilla y León se mantiene en la comunidad que más personas emplea en turismo rural, seguida de lejos por Andalucía (2.897), Baleares (2.826), Cataluña (2.622) y Castilla-La Mancha (2.034).

Por su parte, el grado de ocupación en los establecimientos rurales de la región fue del 21,08 por ciento por plazas (22,71) en el resto de España), 13,01 por ciento en cuanto a las plazas disponibles, del 30,23 por ciento en fin de semana (33,41 por ciento como media nacional) y del 15,82 por ciento por habitaciones, frente al 22,23 del resto del país.

Hotel Rural La Bolera, Robles de Laciana (León)

Hotel Rural La Bolera, Robles de Laciana (León)

Cinco provincias entre las más visitadas

Entre las quince provincias con un mayor número de pernoctaciones en establecimientos rurales durante el mes de junio se encuentran Ávila (20.530 pernoctaciones y sexto puesto en el ranking), Segovia (18.209 pernoctaciones y noveno puesto), León (17.227 pernoctaciones y décimo puesto), Soria (15.045 pernoctaciones y décimosgundo puesto), y Burgos (14.849 pernoctaciones y puesto número catorce).La estancia media en estas seis provincias fue de 2,04; 1,84; 1,56; 2,28 y 1,86 días, respectivamente.

En cuanto al número de viajeros, los establecimientos rurales de estas provincias recibieron la visita de 10.081 viajeros en Ávila; 9.888 en Segovia; 11.055 en Léon; 6.608 en Soria y 7.998 en Burgos.

En Ávila había abiertos en junio de 2017 un total de 764 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 6.060 y 949 personas empleadas mientras que Segovia contaba con 440 establecimientos de turismo rural abiertos con capacidad de 3.914 plazas y 612 puestos de trabajo creados.

Por su parte, en León había abiertos en junio un total de 464 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 3.970 y 4655 personas empleadas; Soria contaba con 351 establecimientos, 3.196 plazas y 397 ocupados y Burgos tenía 394 establecimientos con 3.813 plazas y 496 puestos de trabajo creados.

Por procedencia, Madrid fue la comunidad que aportó más viajeros a la comunidad castellano y leonesa en junio (47,34 por ciento del total), seguida de Castilla y León (17,51 por ciento), País Vasco (8,21 por ciento) y Cataluña (3,18 por ciento).

Por su parte, los precios de los alojamientos de turismo rural aumentaron un 3,39 por ciento en junio, hasta un índice del 133,21 (140,36 en España), frente a un incremento del 2,75 por ciento en el resto del país.