Los consejeros de Economía y Empleo y de Fomento y Medio Ambiente han firmado un acuerdo de colaboración con la embajadora de Dinamarca con el fin de compartir información y tecnología para promover el desarrollo de redes de calefacción que utilicen energías renovables

Valladolid – Redacción – 24 OCT 13

La Junta y la Embajada de Dinamarca quieren establecer líneas de trabajo conjuntas para impulsar el aprovechamiento energético de energías renovables, en concreto de la biomasa, que cuenta con un importante potencial en la comunidad. Además, el acuerdo establece que se trabajará en la organización de encuentros de negocio con el fin de incrementar el intercambio comercial entre empresarios de la comunidad y Dinamarca, dentro del sector de las redes centralizadas de calefacción con energía procedente del aprovechamiento forestal.

Biomasa

Biomasa

Por otro lado, ambas partes facilitarán el intercambio de delegaciones empresariales y científicas en encuentros especializados que sean impulsados por Castilla y León y por Dinamarca para facilitar el conocimiento técnico de estos sistemas de aprovechamiento de energía, así como en la producción de combustible procedente de la biomasa, en la que Castilla y León cuenta con un sector empresarial cada vez más dinámico y con una importante capacidad exportadora, según la información del Gobierno regional recogida por DiCYT.

Este acuerdo ha sido suscrito también por Avebiom, la Asociación Española de la Biomasa, y la Asociación Danesa de District Heating (DBDH) y permitirá intensificar las relaciones comerciales. Avebiom cuenta en España con más de 180 socios y más de 8.500 trabajadores, con un volumen de facturación por encima de 2.500 millones de euros. Por su parte, la Asociación Danesa de District Heating aglutina a los actores más importantes del mundo de este sector, 44 empresas que le permiten ser líderes a nivel mundial en suministro de tecnología, equipos y proyectos relacionados con esta tecnología.

Redes de distrito

Uno de los sistemas tecnológicos que se van a ver favorecidos por la política energética de Dinamarca son las redes de distrito. El 66 por ciento de la población danesa ya recibe el suministro de calefacción y agua caliente sanitaria a través de redes de distrito (district heating) y aproximadamente la mitad de la producción es de origen renovable, de biomasa, ya sea sólida, biogás o residuos. También este tipo de redes puede nutrirse de energía solar térmica, electricidad sobrante de parques eólicos, calor residual de industrias, etc. Además este sistema centralizado permite que el 90 por ciento de los consumidores paguen un menor precio por su calefacción que utilizando sistemas individuales, como calderas de gasoil.

En Dinamarca hay actualmente unas 500 redes centralizadas de calefacción y la mayoría son de propiedad municipal o vecinal, a través de cooperativas de usuarios. Las empresas danesas son líderes tecnológicos en combustión de biomasa y residuos, así como en producción de biogás de purines y residuos orgánicos. De hecho, la mayor planta de biogás del mundo se encuentra en Dinamarca.
El modelo danés está siendo aplicado también en Castilla y León, gracias a la colaboración público-privada, que ya ha permitido la puesta en marcha de proyectos de district heating en edificios públicos con el consiguiente ahorro en la factura energética. Proyectos como el DH de Olvega en Soria, el DH de la Universidad de Valladolid; o el del Complejo Zamadueñas perteneciente al Instituto Tecnológico Agrario (ITACUL) son el inicio de una serie de diez actuaciones que supondrán un paso importante para el desarrollo de esta tecnología en la comunidad.