El Consejo Regulador de la IGP ‘Cecina de León’ reforzará sobre las industrias que producen bajo su sello las medidas de control del producto. El objetivo, reforzar ante el consumidor la garantía y la excelencia de ‘‘Cecina de León’ como producto certificado

Astorga – 7 MAR 2016 – Redacción

Las nuevas medidas que se implementarán en los próximos meses obligarán a las empresas productoras  a ofrecer más información documentada sobre la producción de su industria y propiciará además que profesionales del Consejo Regulador estén presentes en algunas de las labores de etiquetado que realizan dichas empresas.

La documentación que habitualmente tramita el Consejo Regulador se solicitará de forma más exhaustiva y las industrias deberán cumplir plazos más breves para efectuar su entrega. Entre la información requerida por la IGP figuran detalles sobre la producción, como las ventas mensuales y en qué forma (loncheado, piezas…), además de las características nutricionales y los análisis físico-químicos, adaptando los parámetros a las exigencias del consumidor, que cada vez controla más su dieta, y a las nuevas normativas europeas.

Cecina de León

Cecina de León

Para agilizar estos trámites, el Consejo Regulador abrirá un canal de comunicación interna con sus industriales adaptado a las nuevas tecnologías y pionero en el sector, que permitirá canalizar más rápido la información.

Asimismo, profesionales del Consejo Regulador controlarán las tareas del  etiquetado final que realizan las industrias para certificar el producto. De este modo, el Consejo asistirá al proceso en el que las empresas validan la ‘Cecina de León’ como producto de calidad que cumple con las características que se le exigen en el Reglamento de la IGP.

El refuerzo de las medidas de control se ha realizado con el apoyo del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León.