Cepas de la Culebra es un hermoso proyecto vitivinícola a través del cual se producen y comercializan los vinos elaborados de forma artesanal con la uva del antiguo viñedo familiar, ubicado en Riofrío de Aliste (Zamora)

Riofrío de Aliste (Zamora) – 1 FEB 2017 – Redacción

La bodega intenta mantener un equilibrio entre el arte tradicional de hacer vinos y la ciencia enológica y por ello se usa un modelo de agricultura sostenible y un método de elaboración tradicional y poco intervencionista. La producción se limita en este momento al viñedo familiar (2 ha), y depende en buena medida de las condiciones climatológicas de cada año, que afectan de una forma determinada a cada cosecha. Esto, junto con el hecho de que en sus elaboraciones se deja al vino expresarse libremente, hace que cada vintage de Cepas de la Culebra tenga su propia personalidad que lo diferencia decididamente de otras añadas.

Entorno y localización

Cepas de la Culebra se ubica en Riofrío de Aliste (Al Noroeste de España, provincia de Zamora, Castilla y León; muy cerca de la frontera con Portugal). El municipio se eleva unos 780 metros sobre el nivel del mar y es parte es parte del sistema montañoso Sierra de la Culebra, conocida por su gran población de Lobo Ibérico. La creación de este sistema montañoso se remonta al periodo Ordovícico (Hace 485 millones de años) y las principales rocas que encontramos por la zona son pizarra en las zonas deprimidas y cuarcita en las zonas elevadas.

Recientemente esta zona ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO dentro de la denominación ‘Meseta Ibérica’.

Cepas de la Culebra, viñedo

Cepas de la Culebra, viñedo

Clima

El clima es Mediterráneo – Continental caracterizado por tener unos veranos muy secos y calurosos (Con temperaturas de entre +15 y +35ºC), y unos inviernos fríos, incluso con hielo y nieve (Las temperaturas en invierno están en el rango de -5 +10ºC). No llueve mucho, en torno a 550 mm por año.

Suelo

El suelo donde se encuentra el viñedo está formado principalmente por arenisca, limoarcilla. También se encuentra pizarra en el suelo del viñedo. Es un suelo de baja fertilidad, ligero y con escasa capacidad de retención de agua.

Viñedo

El viñedo fue plantado por los abuelos del actual propietario en la década de los ’40. Por aquel entonces plantaron en torno a una hectárea de Mencía en uno de los puntos mas altos, soleados y ventilados del término. Este lugar se llama ‘La Brea’ ya que también sirvió como lugar donde se realizaban las labores de trilla en el verano.

Con el tiempo se han ido plantando en pequeñas cantidades otras variedades, Tempranillo y Palomino. Hoy en día el viñedo está compuesto en un 90% de Mencía, 5%Tempranillo y 5% Palomino. Teniendo en cuenta de que la mayor parte de las plantas son bastante antiguas, no se recoge mucha producción, sino que el viñedo ofrece una mayor calidad de la uva en su lugar.

Se continúa usando el sistema tradicional de viticultura con plantación ‘en vaso’, que asegura un correcto crecimiento y maduración del fruto. Se practica una viticultura sostenible, manteniendo los tratamientos en el viñedo al mínimo imprescindible para que la uva se pueda expresar con su propia personalidad. Tampoco se usa ningún método de riego.

Además, se siguen manteniendo métodos tradicionales de viticultura, como trabajar en el viñedo teniendo en cuenta las fases lunares.

Vinos

Durante el proceso de vinificación se usan métodos tradicionales para producir los vinos, así como nuevas técnicas que nos ayudan a mejorarlos. Así, únicamente se adicionan sulfitos al vino para su embotellado; ninguna otra adición química.

La vendimia es realizada a mano, en un solo día, comenzando temprano para que nos de tiempo a seleccionar y procesar la uva. La fermentación alcohólica se realiza de forma natural, en tanques pequeños, sin control de la temperatura ni adición de levaduras. Este proceso suele durar entre 3 y 4 semanas.

Tras la fermentación alcohólica, se procede a trasegar el vino a barricas de roble (Francés y Americano), donde tiene lugar la fermentación maloláctica. Se deja envejecer el vino entre 9 y 15 meses, dependiendo de las características de la uva cada año.

Sólo cuando se considera que el vino está listo se embotella, dejándolo reposar durante varios meses para que se asiente y redondee antes de ser distribuido.

Cepas de la Culebra, viñedo

Cepas de la Culebra, viñedo

Maridaje

Los vinos tintos acompañan de forma excelente carnes asadas, guisos, caza, embutidos y queso. Pruébelos también con arroces y carnes blancas, se sorprenderá.

La historia

En los años ’40 los abuelos del actual propietario plantaron una hectárea de Mencía en ‘La Brea’. Ellos querían la nueva viña para producir un vino joven, rosado, muy afrutado y bajo en alcohol.

Lo querían de esa forma porque hace 70 años el vino era usado como refresco que se usaba para tomar durante el verano en las largas jornadas de siega de los cereales. El vino tenía que ser ligero, afrutado y refrescante para combatir el calor y la sed. Y debía ser la suficiente cantidad como para que durase todo el verano.

Con la modernización agrícola que ocurrió en los años siguientes, un menor número de hombres y mujeres eran necesarios para recolectar el cereal. Y por consiguiente, se necesitaba menos vino durante el año y se comenzaron a seleccionar las uvas, escogiendo solo las mejores para elaborar vino. Poco a poco fue apareciendo también maquinaria de vinificación y procesado y así el proceso de elaborar vinos se volvió mas sencillo.

“Desde que hemos nacido hemos estado en contacto con la viticultura y el arte de hacer vino. Es algo que siempre nos ha gustado. Con el tiempo nos hemos dado cuenta de lo hermoso de tener un legado como el viñedo que tenemos, y de su importancia en nuestra cultura. Y de que es nuestra responsabilidad protegerlo y mantenerlo ya que es parte de
nuestras vidas. Así, hemos aprendido mucho de los métodos artesanales de viticultura y vinificación y también nuevas técnicas enológicas de la mano de la escuela de vinos ‘La Matritense’ que ciertamente nos han ayudado a mejorar”.

“Ya no usamos el vino como refresco mientras se trabaja en largas jornadas en el campo sino como acompañamiento necesario de una buena cena. Los tiempos ciertamente han cambiado y nosotros hemos cambiado con ellos…”

Más allá de Cepas de la Culebra

Mas allá de producir y comercializar el vino que nos ofrecen estos antiguos viñedos, Cepas de la Culebra pretende contribuir de forma decidida al desarrollo económico y social de la comarca de Aliste poniendo en valor los recursos con lo que se cuenta más a mano (Aliste es la comarca donde se encuentra Riofrío: ubicada al noroeste de la península, hace frontera con Portugal y está formada por 16 municipios).

Así, en estos momentos se pretende crear sinergias entre los productores y elaboradores de la zona que ayuden a forjar una industria vitivinícola en la comarca que contribuya a su desarrollo económico. Al mismo tiempo, pretenden también contribuir en el desarrollo de nuevas estructuras turísticas, potenciando el enoturismo y a la vez dando a conocer los estupendos recursos naturales, arquitectónicos, antropológicos y culturales con los que cuenta la zona.

Cuando usted adquiere una botella de Cepas de la Culebra, se está llevando a su casa la larga historia que hay detrás del viñedo que lo produce, cuidado con cariño a través de los años y elaborado con mimo; y además está contribuyendo al desarrollo de una zona que tiene mucho que ofrecer y mucho por descubrir.

Cepas de la Culebra
Riofrío de Aliste (Zamora)
www.cepasdelaculebra.com
info@cepasdelaculebra.com