Las áreas naturales están allí, protegidas por los parques nacionales, para nuestro esparcimiento y contacto con la naturaleza

Madrid – 20 JUL 2015 – diariodelviajero.com

Sin embargo, algunos visitantes creen que pueden hacer lo que quieran como si fuera un trocito de terreno propio. Chile ha comenzado a castigar con la expulsión de sus áreas protegidas a los visitantes que no respeten las normas.

Muchos de nosotros hemos visto a turistas que dejan basura en las zonas de descanso de las áreas protegidas, o se llevan “recuerdos” (desde una piedra hasta una rama arrancada de un árbol), o tienen conductas temerarias (como saltarse las indicaciones que prohiben el paso para lograr una foto “única”).

Torres del Paine en la Patagonia chilena

Torres del Paine en la Patagonia chilena

Los parques nacionales tienen personal que vela por la salud del medio ambiente y, también, controlan que los visitantes sigan las indicaciones. Estas normas están ahí para cuidar tanto el medio como a los propios visitantes.

En el caso que nos ocupa hoy, el personal de seguridad del Parque Nacional Torres del Paine, en la Patagonia chilena, ya lleva 20 visitantes expulsados en los últimos 3 meses desde que comenzó la temporada de verano austral.

En su gran mayoría, se trata de visitantes extranjeros que no respetaron la norma de no encender fuego en zona de reserva. Una norma, por otro lado, común a cualquier parque nacional del mundo.

Los visitantes fueron detenidos y se les abrió un expediente con una sanción económica en la forma de una donación a una institución local que vele por la salud del medio ambiente. Además, los visitantes expulsados no podrán acceder a ningún parque nacional en Chile en los próximos 2 años.