Las autoridades de Pekín han anunciado que cerrarán este año 2.500 pequeñas empresas contaminantes en un nuevo esfuerzo por combatir la polución, dijo el sábado la agencia estatal de noticias Xinhua, citando al gobierno municipal

Madrid – 12 ENE 2016 – INT

La contaminación es un tema sensible en China y provoca cada año miles de protestas por la preocupación sobre la degradación del medio ambiente, en particular por las emisiones desde las fábricas.

Cuatro distritos de la capital, que han sufrido varios episodios de elevada contaminación este invierno boreal, tendrán que cerrar 2.500 empresas en 2016, a lo que se sumarán nuevos cierres el próximo año, dijo Xinhua. Citando a un funcionario no identificado, la agencia dijo que un número creciente de empresas pequeñas contaminantes, como restaurantes, hoteles y garajes, neutralizan el esfuerzo de reducción de las emisiones por parte de las grandes empresas.

El mes pasado Pekín emitió por segunda vez el nivel de alerta roja por contaminación aérea, cerrando escuelas yprohibiendo la construcción al aire libre. El sábado, el Ministerio de Medio Ambiente advirtió de que Pekín, la provincia de Hebei y Tianjin, volverán a registrar elevados niveles de esmog la próxima semana.

China se ha comprometido a reducir el consumo de carbón y cerrar fábricas contaminantes, pero las autoridades ambientales admitieron que es improbable cumplir con las normas estatales de calidad del aire hasta, por lo menos, el 2030.

Contaminación en China

Contaminación en China