El ciclo ‘Cineastas africanas contemporáneas’, que arranca el próximo jueves en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac), donde permanecerá hasta el 19 de mayo, amplía el proyecto expositivo ‘El iris de Lucy

León – 5 ABR 2016 – Redacción

Artistas africanas contemporáneas’ con una mirada a la producción audiovisual africana realizada por mujeres en la última década, con especial énfasis en la ficción y el vídeo experimental. El programa consta de ocho títulos, cuatro largometrajes de ficción y cuatro cortometrajes que muestran, en su conjunto, la presencia ascendente que las mujeres africanas han ido adquiriendo en los últimos años en la producción audiovisual.

Entre las directoras seleccionadas se encuentran nombres como el de la pionera burkinabé Fanta Régina Nacro o el de la marroquí Leïla Kilani, uno de los talentos norte-africanos con más proyección en el circuito de los festivales internacionales actuales y cuya inclusión tiene como objetivo enfatizar los lazos panafricanos que se están re-estableciendo entre norte y sur en los últimos años. En aras de ofrecer un retrato lo más ajustado posible de la realidad contemporánea y por tratarse de uno de los mayores productores de cine de la última década, se incluyen dos títulos provenientes de Sudáfrica: ‘Ayanda’ de Sara Blecher y ‘Love the One You Love’ de Jenna Cato Bass.

Fotograma de 'Ayanda' de Sara Blecher

Fotograma de ‘Ayanda’ de Sara Blecher

Puestos en relación, demuestran cómo la experimentación y el cine más popular y multicultural no están reñidos en la ‘Nación arcoiris’ post-apartheid. A su vez, obras como ‘Soko Sonko’, de Ekwa Msangi, o los vídeos experimentales de Akosua Adoma Owusu con los que se inaugura la muestra acompañados de la presencia de su autora, son testimonio de la constante vitalidad e innovación de una nueva generación de directoras transnacionales.

Con residencia a caballo entre sus países de origen y la diáspora, sus propuestas son ejemplos de un cine «acentuado» y global que negocia ingredientes de múltiples escuelas, movimientos y tradiciones cinematográficas con la propia herencia personal. Los lazos centenarios entre las poblaciones diaspóricas africanas y el continente de origen son determinantes para comprender el funcionamiento de la industria, las conexiones y el imaginario africano y afroamericano. Es por esta razón que se presenta al público español por vez primera el filme sobre la diáspora afro-caribeña ‘Elza’ de Mariette Monpierre (Guadalupe).