Las exposiciones de Lucía Moholy, Inge Morath, Juana Biarnes, Nanna Hänninen y Valle Galera constituyen una extraordinaria muestra de la trascendencia de las mujeres en la historia y el presente de la fotografía. El festival Photo España (PHE16) presenta en Madrid hasta el 28 de agosto

León – 13 JUN 2016 – Gerardo López López (Tam Tam Press)

De entre las más de 70 exposiciones que forman parte, tanto del programa oficial como del Festival Off, de la actual edición de PHE16, he seleccionado las de cinco fotógrafas que considero de especial interés, bien por su papel en la historia de la fotografía, lo original de su temática, lo poético de sus imágenes o por la fuerza de su propuesta.

Lucía Moholy (1894-1989) es la persona que introdujo la actividad fotográfica en la escuela de la Bahuaus registrando fotográficamente toda la actividad de la misma, desde los vanguardistas diseños arquitectónicos y de objetos cotidianos a los principales protagonistas de este movimiento que ha influido de manera decisiva en la creación de la concepción moderna del diseño en todos sus ámbitos.

Lucia Moholy

Lucia Moholy, Metallwerkstatt Bauhaus, Entwurf: Marianne Brandt, 1924 © Lucia Moholy, Bauhaus-Archiv Berlin

Los retratos que realizó de Paul Klee, Kandinski o Anni Albers son algunas de las piezas que forman parten de la exposición en la que también en la que también se encuentran emblemáticas imágenes de este periodo y que sirvieron para ilustrar en libros y revistas lo que se estaba haciendo en las aulas, estudios y talleres de la mítica escuela. Además, en la muestra se recorre toda la trayectoria de la fotógrafa, no sólo los cinco años que estuvo en la Bahuaus, sino el tiempo que trabajó en su estudio de Londres, a donde se trasladó huyendo del nazismo, y las fotos que realizó en algunos de sus viajes. Los retratos londinenses revelan una concepción de la imagen y de la composición tan modernas que aún tienen plena vigencia en la actualidad.

Pero Lucía Moholy además de extraordinaria fotógrafa también fue teórica e historiadora de la fotografía con obras como Cien años de fotografía (1939) que es considerada una contribución fundamental a la historia de esta disciplina.

Otro valor añadido de la exposición Cien años después es que está instalada en la sala de muestras de la histórica tienda de Loewe en el número 8 de la Gran Vía madrileña, que ya por si misma merece una vista.

Inge Morath (1923-2002) es otro de los grandes nombres de la fotografía a los que esta edición de PHE presta atención. Se trata de una muestra que rinde homenaje a su proyecto sobre el Danubio, que la fotógrafa, una de la primera mujer que formó parte de la Agencia Magnum, comenzó en los años cincuenta y no terminó hasta los 90 entre otras cosas por las dificultades provocadas por los gobiernos tras el Telón de Acero. En el año 2014 ocho jóvenes fotógrafas, todas ellas galardonadas con el Premios Inge Morath, que si instituyó tras su muerte para fotógrafas menores de 30 años, Olivia Arthur, Lurdes R. Basolí, Kathryn Cook, Jessica Dimmock, Claudia Guadarrama, Clarie Martin, Emily Schiffer y Ami Vitale, decidieron homenajear a la mítica fotoperiodista y realizaron juntas el mismo viaje recorriendo el Danubio desde el nacimiento hasta el Mar Negro, 2.800 kilómetros acompañadas de un camión que hacía las veces de sala de exposiciones itinerante con el trabajo de Morath.

Inge Morath

“Tras los pasos de Inge Morath”. Inge Morath, Cerca de Viena, 1958 © Inge Morath.

La exposición recoge una selección de 60 imágenes de Inge Morath, realizadas entre los años 50 y los 90 en la multitud de viajes que realizó por el río y los de las ocho jóvenes, en un extraordinario diálogo que gracias al acertado montaje expositivo nos permite observar, como reflejado en el propio Danubio, el paso del tiempo, las costumbres, los usos y abusos del río y el trascurrir de la vida, no siempre poético, junto a esta arteria que atraviesa media Europa.

La exposición Tras los pasos de Inge Morath. Miradas sobre el Danubio, se puede disfrutar en elEspacio Fundación Telefónica (Fuencarral,3) dentro del histórico edificio de Telefónica.

Juana Biarnes (1935) está reconocida como la primera fotoperiodista en España y a través de su trabajo dibuja una certera crónica de la vida social y cultural del franquismo y de los inicios de la democracia. La muestra comisariada por Chema Conesa nos muestra muchas imágenes inéditas de esta pionera que llegó a colarse en el avión en el que viajaban los Beatles para conseguir las mejores instantáneas. El trabajo de Biarnes según afirma el comisario “destila proximidad y sinceridad, sin artificios innecesarios; así como su persistencia en conseguir la foto, la imagen que sobresalía y debía explicarlo todo, como siempre le aconsejaba su padre. Una tenacidad necesaria para alguien que nadó a contracorriente”. Durante su carrera, sobre todo al principio, estuvo sumergida en un mundo de hombres y abrió una brecha por la que poco a poco fueron entrando un buen número de mujeres que contribuyeron en gran medida a que el fotoperiodismo español esté a la altura que está en la actualidad.

Juana Biarnés

Juana Biarnés, Llegada de The Beatles a Madrid. 1965 © Juana Biarnés

En la exposición se pueden ver 90 de sus fotografías, en las que retrató a los grandes personajes que marcaron la historia de las décadas de 1960 y 1070: Jackie Kennedy, Louis Armstrong, Marisol, Carmen Sevilla, Yul Brynner, Dalí, Jack Lemmon, Orson Wells, Roman Polanski o los mencionado Beatles.

La muestra A Contracorriente está en el Fernán Gómez, Centro Cultural de La Villa (Plaza de Colón,4).

Nanna Häninen (1973) es una fotógrafa finlandesa de la Escuela de Helsinki que desarrolla un trabajo centrado en la representación de emociones y experiencias que, bien siendo individuales, establecen una conexión con la gente ya que se trata de experiencias que todos sentimos y que generan lo que ella llama una “comunidad emocional”. De esta manera, una experiencia o una percepción personal pueden adquirir un significado más intersubjetivo y universal.

Nanna Hanninen

Nanna Hanninen. Understanding the big picture II. camaraoscura

A través de una serie de naturalezas muertas, fotografías de papeles arrugados procedentes de los cuadernos de trabajo de la artista, con una estética minimalista explora la importancia del presente como único tiempo en sobre el que tenemos una cierta capacidad de influencia. Las imágenes con extraordinaria sencillez, sin efectismos, tienen la capacidad de ponernos en conexión con nuestros recuerdos y sentimientos.

Now is Now (Ahora es ahora) forma parte del Festival Off y se puede ver en la galería Cámara Oscura(Calle Alameda, 16. 1ºB).

Valle Galera (1980) también forma parte del Festival Off y en mi opinión presenta una de las muestras más políticas (no la única) e interesantes de cuantas componen el festival. Se trata de una reflexión en torno a la identidad como construcción y en concreto la identidad masculina de hombres homosexuales, de más de sesenta años, que vivieron y se relacionaron durante el franquismo. La propuesta parte de la invitación a un grupo de sexagenarios a mostrarse seductores ante la cámara y a explorar e identificar en imágenes icónicas de la época, fotos de modelos, fichas de actores, anuncios publicitarios, imágenes de prensa, los gestos y poses de seducción de los fotografiados para descubrir que se coinciden dibujando de forma precisa el arquetipo de hombre seductor.

Vall Galera

Valle Galera / Twin Gallery.

Pero la exposición va mucho más allá, no se muestran hechos sino indicios y las imágenes se mezclan, privadas y públicas, actuales y pasadas, heteros y homosexuales, de manera que no es fácil identificar quién es quién y obliga al espectador a desentrañar gestos y miradas, como en su momento tenían que hacer los homosexuales bajo la dictadura para identificarse y encontrarse.

En medio de las imágenes y en relieves sobre papel blanco, desdibujados y difíciles de descifrar, mensajes, testimonios, chistes, insultos, lugares de encuentro, lo que era el día a día de los invisibilizados y humillados maricas en el franquismo pero que pese a todo seducían, ligaban, follaban y sobre todo trataban de ser quienes eran.

El cigarrillo como rasgo de masculinidad y seducción, así como elemento muy presente en el ligue gay, está presente a través de una serie de colillas petrificadas, realizadas en cerámica, con las que se crea una curiosa instalación.

La muestra aborda también otra falta de visibilidad, esta contemporánea y es la que sufren precisamente estas personas que en juventud vivieron su sexualidad oprimida y ahora ven que tanto desde los ambientes LGTB como desde la sociedad en general se desexualiza a los ancianos. Las imágenes seductoras de muchos de estos mayores son sin duda el anuncio-denuncia de que están dispuestos a seguir gozando.

La exposición Estaba Oculto está en la Twin Gallery (San Hermenegildo, 28)