Su recuperación aportará más información y añadirá valor estético al monumento

Segovia – Redacción – 26 NOV 2013

El Ayuntamiento de Segovia ha iniciado los trabajos para la recuperación de las inscripciones y grafitos que existen en los dinteles y cornisas de la Casa de Moneda. Son los indicativos que en su día sirvieron para señalar lo que había en el interior de las dependencias, las actividades y oficios que se realizaban, o lo que en ellas podían encontrar quienes trabajaban o accedían al edificio.

El desgaste de la piedra, el paso del tiempo y los efectos de los agentes atmosféricos han deteriorado y en algunos casos han ocasionado la pérdida de esas inscripciones principalmente localizadas sobre los dinteles de las puertas. Ahora y tras un detallado estudio de su estado actual, identificando los materiales originales y las sustancias utilizadas en anteriores intervenciones, y de las posibles técnicas a emplear para su recuperación, han comenzado los trabajos que harán posible su lectura.

En la mayoría de los casos se trata de letras de tipografía gótica realizadas con pigmentos naturales en color rojizo y en negro.

La propuesta consiste en conservar esta policromía, consolidando el pigmento original. Primero se limpiará la piedra, eliminando la capa de suciedad respetando las pátinas y acabados históricos del material pétreo. Después se consolidará la piedra y se procederá a la limpieza de la policromía, la consolidación y reintegración de la capa pictórica.

Con ayuda de toda la documentación histórica de la que se dispone, la empresa Restaurograma Hispania, S. L. reproducirá las letras o palabras perdidas en la medida de lo posible, de manera que las inscripciones recuperen el sentido original. En aquellas en las que las palabras sean ilegibles se reconstruirán siguiendo las huellas, buscando, ante todo, la coherencia,  homogeneidad y la estética con el edificio.

 Con esta intervención, cuyo plazo de ejecución es de dos meses y 7.318 euros de presupuesto, la Concejalía de Patrimonio Histórico pretende aportar mayor información sobre el edificio-museo a quienes lo visiten y añadir un valor estético a la Casa de Moneda.