Un total de 220 explotaciones de ovino, pertenecientes a alguna de las siete agrupaciones, se van a beneficiar de estas ayudas a la inversión

Valladolid – Redacción – 11 NOV 2013

Estas ayudas, que se conceden a las agrupaciones de productores que comercializan en común sus producciones, tienen como finalidad auxiliar inversiones en las explotaciones de los ganaderos agrupados, con la finalidad de mejorar la competitividad y la productividad de las mismas, así como estimular y potenciar la comercialización conjunta.

Las inversiones para las que se conceden las ayudas consisten principalmente en actuaciones en obra civil, equipos de ordeño y conservación de la leche, maquinaria de transporte y manipulación para la explotación, y material informático para la gestión y control de la explotación, entre otras.

Hay un total de 220 explotaciones de ovino en Castilla y León

Hay un total de 220 explotaciones de ovino en Castilla y León

Además de las inversiones, dentro de estas ayudas también se destinan ayudas para determinados gastos en los que incurre la agrupación prestando servicios a las explotaciones asociadas, principalmente servicios de sustitución, gastos de esquila y formación.

Desde el año 2008, en el que se implantaron estas ayudas, se han concedido más de 11,1 millones de euros en subvenciones a 11 agrupaciones de productores de ovino-caprino, habiéndose beneficiado, entre 2008 y 2013, 992 inversiones en explotaciones agrupadas.

Importancia del sector ovino

El sector del ovino es uno de los más importantes en el ámbito ganadero de Castilla y León. Su relevancia viene avalada por un censo de ovino de más de 3.200.000 de cabezas, lo que la convierte en la primera comunidad autónoma en número de animales. Esta cabaña produce 366,5 millones de litros de leche, que suponen el 67 % de la leche de oveja nacional y sitúan a la Comunidad como la primera productora del país.

Además, en Castilla y León se han sacrificado en el último año 3.505.346 corderos, lo que supone el 33 % de los corderos del país, cifra que asciende al 79 % en el caso de los lechazos, con 2.134.511 animales sacrificados.