Se han inagurado las obras de la restauración en la iglesia de San Juan Bautista, un imponente templo, tanto por sus dimensiones como por su valor artístico, en la comarca zamorana de la Tierra del Vino.

Las obras han tenido como objetivo recuperar el valor del espacio de la iglesia y la adaptación constructiva de su pavimento a criterios de accesibilidad y uso, con un coste de casi 98.000 euros. El deterioro era evidente en el pavimento de madera y losas de piedra, con abundancia de desniveles, así como en los restos de suelo de red originales, junto a la falta de adecuación formal de las plataformas de los retablos laterales, donde se sitúan de manera irregular laudas sepulcrales trasladadas de otros lugares de la iglesia.

Los trabajos han consistido en la eliminación de la tarima de madera; la reposición del pavimento de madera, recreando el diseño del ‘suelo de red’ original de la zona central de la nave principal, restaurando asimismo, y enlosando el suelo de red original, con eliminación de desniveles y, finalmente, la recuperación de las plataformas de los retablos laterales. Estas obras, junto con las acometidas anteriormente, han supuesto una inversión de la Consejería de Cultura y Turismo de más de 700.000 euros.

Fuentes oficiales han recordado que con estas intervenciones “se persigue, no solo la conservación de un bien cultural, sino también un adecuado servicio a los vecinos de Casaseca, que podrán disfrutar  de su patrimonio, sin olvidar que es deber de todos cuidarlo”. Además, esta actuación supone incrementar la accesibilidad de este templo, en consonancia con los objetivos de la Consejería de acercar el patrimonio cultural a los ciudadanos y potenciar el patrimonio cultural como recurso de desarrollo social, económico y territorial.

La Junta lleva atendiendo de manera constante los bienes culturales de la provincia de Zamora. Así, solo en la pasada legislatura y en la actual, se han invertido más de 8 millones de euros en actuaciones señeras, como la de la Colegiata de Toro, la Puerta de San Andrés, en Villalpando, o las que se acaban de acometer en la villa romana de Camarzana de Tera y en el Monasterio de Moreruela. Además, en esta provincia se han implementado los proyectos ‘Zamora Románica’ y ‘Románico Atlántico’, que han actuado en medio centenar de tempos, con una inversión total de 8,5 millones de euros.