La XXIII edición de Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa 2016 celebrará su acto central el domingo 18 de septiembre en la localidad de Samaniego

Álava – 7 SEP 2016 – Redacción

La fiesta nació de la inquietud de los vecinos de la Cuadrilla para disfrutar de unas jornadas de exaltación de su producto social y económicamente más representativo: el vino.

La estructura y desarrollo de estas jornadas se diferencia de las celebradas en otras “vendimias” de comarcas vitícolas y cuentan con un fuerte y atractivo carácter alavés. Además, su carácter itinerante por el que en cada edición una localidad diferente se convierte en anfitriona, consigue que toda la comarca participe de lleno revitalizando, año tras año, el contenido de la misma.

Viñedos en la Rioja alavesa

Viñedos en la Rioja alavesa / Cortesía de arboledamediterranean.com

Concurso de vinos

La Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa desarrolla, desde su primera edición en 1994, un prestigioso Concurso de Vinos. Este certamen es exclusivo para todos los vinos con Denominación Rioja ya que integra a las tres subzonas: Baja, Alta y Rioja Alavesa. Sus fases de selección y resultados  constituyen cada año un barómetro de la calidad de los vinos que se elaboran en la Denominación de Origen Calificada Rioja e indica qué bodega despuntará esa añada con sus productos.

Las bases del certamen fueron definidas, a petición de la Cuadrilla de Laguardia-Rioja Alavesa, por la Casa del Vino de Laguardia donde está establecido el Servicio de Viticultura de la Diputación Foral de Araba/Álava. Esas bases que se van adaptando a los formatos y tendencias de la propia Denominación, cuentan con un apartado de “Vinos Singulares” para aquellos elaborados con criterios personalistas y conocidos como de “Autor, Garaje o de Alta Expresión”. Asimismo, desde la última edición, los vinos blancos se han dividido en dos apartados: “con y sin madera”.

Otra razón para el enraizamiento de este concurso en el mundo de la enogastronomía es que el jurado está compuesto por técnicos muy cualificados, profesionales del sector y dependientes de varias entidades públicas además de estar homologado por el Ministerio de Agricultura, a petición de Gobierno Vasco. Ello permite a los galardonados aludir y exhibir el premio obtenido en su etiqueta. Pero tal vez el punto más valorado por los bodegueros sea la particularidad de que es la propia organización del Concurso la que se presenta en cada bodega para recoger al azar las muestras de los vinos finalistas.