El Concurso Nacional de Cocina Aplicada al Langostino de Vinaroz trata de incentivar nuevas tendencias culinarias y al mismo tiempo no perder la esencia de este evento que se celebró por primera vez en nuestra ciudad en el año 1964

Vinaroz (Valencia) – 12 AGO 2015 – Redacción

En líneas generales se pretende prestigiar y aumentar el reconocimiento público en el ámbito nacional de los productos y la gastronomía de la ciudad. Vinaroz es un destino turístico que basa su oferta principal en el sol y playa, pero además, está realizando esfuerzos para desestacionalizar la oferta turística. Prueba de ello es la creación de un amplio calendario de eventos gastronómicos anual y la inclusión de Vinaroz en el club de producto turístico Saborea España.

En la edición de este año, la organización del concurso continúa apostando por conformar un jurado de reconocido prestigio y también, por atraer la participación de restauradores de todo el estado.

Langostino de Vinaroz

Langostino de Vinaroz

La figura de la Presidencia del jurado ha sido avalada por referentes como Carme Ruscalleda presidenta del jurado 2006, Jordi Roca en 2007, Ricard Camarena en 2008 o Kiko Moya en la pasada edición.

Sobre el langostino de Vinaroz

La calidad y textura del langostino de Vinaròs es diferente respecto a otras capturas de la costa mediterránea, a causa de las aguas de baja salinidad del litoral y un clima suave y atemperado durante todo el año. Combinación que da lugar a una elevadísima calidad. De aspecto, es un langostino increíble, tanto por la elegancia y sutileza externas, como por su carnosidad. Un producto incomparable y único con una producción limitada y localizada en el litoral mediterráneo de aguas transparentes que va desde el Delta del Ebro hasta Peñíscola.

El langostino de Vinaròs presenta un tamaño que puede llegar hasta los 20 centímetros en los ejemplares grandes, y con un grosor muy considerable. Su color fluctúa entre los rosáceos y marrones, con una serie de bandas transversales en su abdomen; en su cola se aprecian unas tonalidades que recuerdan a la bandera republicana. Estos tonos que se ven matizados por el brillo de su frescura, que le proporciona reflejos de color naranja vivo. Físicamente tiene unas características distintivas, la carnosidad y fuerza de su cuerpo.

En cuanto a su sabor, puede afirmarse que se trata de uno de los langostinos más sabrosos de la Península. La delicadeza de su sabor se debe a la riqueza de alimentos de las aguas de esta costa, enriquecidos por los depósitos del río Ebro, que confieren a sus carnes unas características organolépticas especiales.

Inscripciones se podrán formalizar del 12 de junio al 10 de septiembre de 2015 siendo el concurso el día 21 de septiembre de 2015, en el Mercado Municipal de Vinaroz.