El Colegio de Periodistas de Castilla y León ha quedado constituido con la periodista Mar González Mena elegida como decana

León – Int – 22 OCT 13

Se trata del quinto colegio que se pone en marcha en España, que surge con el objetivo de tener “una función representativa y deontológica”, y que servirá para una “mejor defensa” de las condiciones en las que trabajan los periodistas para garantizar “la independencia y libertad informativa” y “salvaguardar el derecho a la libertad de información y de expresión”.

El Colegio de Periodistas de Castilla y León nace en el seno de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), como el de Murcia y el de Andalucía, que se suman a los ya existentes en Cataluña y Galicia. A punto esta de constituirse el del País Vasco, y se encuentran con trámites muy avanzados los de La Rioja, Castilla-La Mancha y Navarra, y han iniciado el proceso Extremadura y Cantabria.

Despidos
Tras la constitución celebrada el sábado, la decana ha señalado la “necesidad de convivencia” con las asociaciones de periodistas de las que surge, a quienes ha ofrecido “mano tendida y colaboración” para lograr “unidad de acción en unos momentos muy difíciles para el periodismo”, ya que la crisis ha cerrado unos medios en España desde 2008 y 10.000  periodistas “han quedado en la calle”, en torno al 30 por ciento de los profesionales en ejercicio.

En Castilla y León calcula que han sido más de 200 los periodistas que han sido despedidos. También ha manifestado su preocupación por la “reducción progresiva de las redacciones locales”, la situación de los corresponsales y autónomos y el “empeoramiento de las condiciones de trabajo”.

La junta de gobierno está compuesta por los vicedecanos Ana María Garrido Redondo, Fernando Aller González y Roberto Zamarbide; el secretario general es Aurelio Martín; vicesecretaria Susana Arizaga; Juan Francisco Rojo, tesorero; y vocales Estela Carretero García, Victoria Rodríguez Prieto, Victoria Domínguez Barroso, Beatriz Sanz Olandía, Pedro Lechuga Mayo e Ignacio Coll Tellechea.

En la primera reunión de la junta de gobierno se ha fijado la sede del colegio en Burgos, donde ejerce la decana, como se prevé en los estatutos, así como nombrar delegados en cada una de las provincias, además de fijar las líneas de trabajo y de régimen interno.

Los estatutos del colegio, por su condición de institución de Derecho Público, ostenta “la representatividad de una profesión”, lo que le otorga capacidad para intervenir en el proceso de elaboración de las leyes que le afecten, designando representantes en consejos audiovisuales y otras instancias públicas; y fijar un código deontológico profesional que “redunde en beneficio de la sociedad y en el prestigio de la profesión”.