Las administraciones públicas, el sector privado y los responsables de la gestión de los espacios naturales protegidos han intentado cimentar en Daimiel el futuro del ecoturismo en España y sentar las bases para el crecimiento de este sector

Ciudad Real – 30 NOV 2016 – Redacción

El Primer Congreso Nacional de Ecoturismo, celebrado la pasada semana, reunió en esta localidad a profesionales de todos los sectores para debatir sobre los mejores instrumentos para gestionar el ecoturismo y plasmarlos en un documento -la “Declaración de Daimiel”– que será la hoja de ruta del sector para los próximos años.

Todas las partes implicadas coinciden en que España no parte de cero y en que el ecoturismo ha evolucionado mucho durante los últimos años, pero también en que la posición del país en el mercado mundial no es proporcional a la variedad y a la riqueza biológica de España.

Las Tablas de Daimiel, Ciudad Real

Las Tablas de Daimiel, Ciudad Real / EFE

Ecoturismo y red Natura 2000

Los datos revelan que España es el país con una mayor biodiversidad de Europa y el que más superficie aporta a la red europea Natura 2000 -el 27 por ciento del territorio español-, e incluso que el ecoturismo es uno de los sectores que mejor ha soportado la crisis económica que ha azotado al país durante los últimos años.

En Daimiel, los responsables del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital y del Ministerio de Agricultura, Alimentación, Pesca y Medio Ambiente corroboran su apuesta por esta modalidad de turismo, por tratar de rentabilizar esa riqueza biológica y por ligar la fortuna natural a la “marca España”.

Las primeras ponencias y los grupos de trabajo que se han formado en Daimiel han arrojado ya una primera conclusión y propuesta: el éxito del ecoturismo depende de una buena planificación, de una adecuada gestión, de una correcta promoción y de que el “producto” sea consumido de una forma responsable.

Por eso, en Daimiel se insiste en la importancia de definir lo que es el ecoturismo y en diferenciarlo de otras modalidades de turismo (turismo activo, turismo de aventura u otros) y en la importancia de que esté bien regulado para evitar impactos negativos sobre los recursos naturales en los que se sustenta.

Cualificación y formación

Los expertos inciden en la importancia de la formación, de que los guías de ecoturismo estén debidamente cualificados, pero también de que las empresas del sector, las que ofrecen alojamiento o servicios, tengan una formación específica sobre la importancia de los recursos naturales que les rodean.

También en la necesidad de una estrategia de mercadotecnia común para promocionar el ecoturismo español y llegar mejor a los mercados extranjeros y al público final a través de operadores especializados.

Entre los puntos clave que se debatieron en Daimiel y que se plasmarán en la “hoja de ruta” destaca también la importancia de la colaboración entre los sectores público y privado y las fuentes de financiación, y en este sentido la posibilidad de acceder a diferentes fondos europeos para sufragar iniciativas relacionadas con el ecoturismo.

Nada se puede hacer, y en ello han incidido también todos los ponentes que participaron en el Congreso, sin contar con las poblaciones locales, y los ciudadanos de las áreas próximas a los espacios naturales protegidos deben ser los primeros en percibir que el ecoturismo puede ser una fuente de creación de empleo y riqueza.

En el Congreso de Daimiel, además de las ponencias y de los grupos que debatieron y trabajaron sobre los mejores instrumentos para gestionar y promocionar el turismo, se sucedieron los contactos comerciales y empresariales gracias a la “mesa de contratación” y a los contactos con operadores turísticos extranjeros.

Y el mejor escaparate para promocionar los recursos naturales de España cerca de Daimiel son Las Tablas y Cabañeros y los organizadores del Congreso organizaron para esos operadores incursiones en esos espacios protegidos.

Son sólo dos de los quince parques nacionales de España, que además de ser el país con la riqueza biológica más grande de Europa, es -junto con Estados Unidos- el que tiene más Reservas de la Biosfera (47) declaradas por la Unesco; una riqueza que durante estos días se está poniendo en valor en Daimiel con el fin de que se rentabilicen y se conviertan en un referente mundial. EFE

Las Tablas de Daimiel, Ciudad Real / EFE

Las Tablas de Daimiel, Ciudad Real / EFE