La llegada del frío a el Valle de Arán, Lérida, permite al visitante disfrutar de un amplio abanico de opciones de ocio, gastronomía y relax.

Todo ello en un entorno natural único que destaca por sus extensos y bellos prados rodeados de imponentes montañas, senderos infinitos, bosques exuberantes y cumbres recién teñidas de blanco por la caída de los primeros copos de nieve de la temporada.

Esta temporada de invierno, además, será especial porque Baqueira Beret, una de las estaciones de esquí más destacadas de la Península cumple 50 años.

Valle de Arán (Lérida) en invierno

Valle de Arán (Lérida) en invierno

Estas son algunas de las opciones de ocio que ofrece Valle de Arán:

Un paraíso para la práctica del heliesquí

Las actividades en la nieve tienen un gran aliado, el helicóptero, que permite a los más atrevidos el acceso a las cimas más altas de las estaciones de esquí. Esta modalidad deportiva consiste en realizar descensos por pendientes de nieve virgen tras acceder a las mismas con un helicóptero.

En Val d’Aran ofrecen más de 30 lugares habilitados desde donde la bajada se convierte en una aventura siempre inédita por la belleza de los paisajes y la adrenalina que se siente cuando al deslizarse por la nieve virgen.

Asimismo, el helicóptero se ha convertido en un medio que permite a cualquier visitante, incluso con movilidad reducida, disfrutar de los atractivos del valle y su entorno a vista de pájaro. De esta forma es posible sobrevolar los picos más altos, atravesando el mítico Montarto (2833m.), los lagos glaciares del circo de Colomès o de Saborèdo e incluso ver de cerca uno de los últimos glaciares del Pirineo: el del Aneto.

Paseos por la nieve en raquetas o esquís de travesía

El senderismo es una actividad muy popular en el Valle de Arán, también cuando los caminos están cubiertos con una ancha capa de nieve. En este caso, el visitante puede calzarse unas raquetas y descubrir un entorno único teñido de blanco. Para facilitar las rutas y prevenir posibles riesgos de aludes, Foment de Torisme Val d’Aran ha elaborado y señalizado los itinerarios de nieve, y asimismo aconseja contratar guías de montaña para disfrutar mejor de la experiencia en la nieve. El senderismo sobre nieves es una actividad apta para todo el mundo, incluidos niños. Es por ello que la seguridad y la previsión juegan un papel tan importante.

Otra actividad muy popular en el Valle de Arán es el esquí de travesía. De la mano de un guía, que permite la ascensión a cotas más elevadas, el visitante podrá conocer la Val d’Aran al tiempo que goza de un intens contacto con la naturaleza.

Iglesia de Sant Climent de Taüll en el valle de Boí

Iglesia de Sant Climent de Taüll en el valle de Boí

Un aniversario muy señalado: 50 años de Baqueira Beret

No se puede hablar de esquí en el Valle de Arán sin mencionar Baqueira Beret. La célebre estación de esquí celebra esta temporada sus cinco décadas de vida, ofreciendo a sus clientes 21 recorridos más que permiten pasar de los 120 Km a los 146 Km de pistas a los que hay que sumar 7 km de itinerarios. En total, dispone de un total de 153 km para el invierno 2014-2015 repartidos en una amplia área esquiable de 2.166 hectáreas.

Asimismo, la estación dispondrá para esta temporada de un total de 35 remontes con una capacidad de transporte de 60.683 personas/hora.

Disfrutar de la nieve a caballo, en moto o en trineo de perros

Para todos aquellos que quieran disfrutar del turismo activo de una forma original e inolvidable, en pareja, en grupo o en familia, la nieve del Plan del Beret ofrece un escenario ideal para practicar divertidas actividades:
· Trayectos en trineo nórdico tirado por caballos autóctonos de raza hispano-bretona, que ofrecen una amplia panorámica del maravilloso paisaje que se va dejando atrás. Un recorrido marcado por el profundo silencio del bosque, únicamente interrumpido por el sonido del trotar y los cascabeles de los caballos.
· Trayectos en trineo tirado por perros, donde el nerviosismo de los Huskys en los momentos previos a la salida introducen ya al visitante en la emocionante sensación de estar viviendo una gran aventura. Se ofrecen excursiones de 30 minutos, 1 hora o incluso la posibilidad de acceder al Refugi de Montgarri. También existe la posibilidad de realizar salidas nocturnas a la luz de la luna.
· Paseos por las montañas en moto de nieve en Montgarri y Banhs de Tredós. Estos vehículos están disponibles para realizar los recorridos con guía desde Plan de Beret hasta el Refugio de Montgarri y desde Salardú hasta Banhs de Tredòs. En este caso, diversas empresas ofrecen estos servicios ofrecen todo el equipamiento necesario para convertir la actividad en una experiencia inolvidable.

Relax a altas temperaturas

Valle de Arán ofrece una experiencia única al visitante deseoso de cuidar el cuerpo y la mente. Sumergirse en las aguas sulfurosas como ya hicieron los Romanos, reencontrarse con uno mismo en plena naturaleza, mimar la salud o simplemente relajarse y olvidarse del ajetreo cotidiano son alicientes que cautivan a cualquier viajero.

En este sentido, destacan equipamientos de primera calidad desarrollados alrededor de los manantiales como las Termas de la Baronia en la población de Les o ElsBanhs de Tredós en la Ribèra d’Aiguamòg, dentro de la periferia del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, que, situado a 1.740 m., es el balneario más alto de Europa. Además, prácticamente todos los hoteles de 4 y 5* e incluso algunos de 3* ofrecen saunas, jacuzzis y otros espacios para el culto al cuerpo y a la mente.

Hotel Casa Irene en Arties

Hotel Casa Irene en Arties

El placer de la gastronomía aranesa

Esta región ofrece una gran variedad gastronómica. Una oferta repartida en los más de 180 restaurantes que brindan la posibilidad de degustar la exquisita cocina aranesa.

· Cocina tradicional, basada en platos elaborados con productos típicos y siguiendo una receta elaborada de forma tradicional de la región, como la Òlha aranesa, patés y estofados de carne de caza, entre otros.
· Cocina de autor, elaborada en su mayoría con productos autóctonos donde la innovación brilla por su presencia. Muestra de ello son las más de 100 formas diferentes de cocinar pato y las originales propuestas elaboradas con el esturión de la piscifactoría de Les y el caviar.
· Rutas de pinchos, diversos pueblos de el Valle de Arán organizan de forma regular Rutas de pinchos, en las que el visitante puede disfrutar de pequeñas raciones de la comida más exquisita de la zona.
· Actividades apres-ski, tras una jornada de esquí, Valle de Arán ofrece la posibilidad de comprar productos artesanales de la zona realizados con ingredientes de proximidad. Entre los productos típicos araneses destacan los embutidos, quesos, el paté, el cassís (licor de grosella) y otras especialidades, que se pueden degustar y adquirir en establecimientos especializados y restaurantes de Val d’Aran.

Cultura en la Val

La oferta cultural en Valle de Arán justifica también una visita a la zona. Y es que existe una red de museos sobre diversas temáticas y con el denominador común de mostrar cómo es y ha sido la vida aranesa. Asimismo, existen quince iglesias románicas que mostrarán el vestigio cultural único de este enclave montañoso.

Foto de portada: Baqueira Beret, Lerida

Olla aranesa

Olla aranesa