Los boxes creados para fomentar este tipo de turismo son la base del recorrido

Valladolid – 3 JUL 2015 – Redacción

Un total de 10 caballistas han comenzado a realizar el Camino de Santiago, en su vertiente castellanoleonesa, en la localidad burgalesa de San Juan de Ortega, siendo esta su primera etapa del recorrido que les llevará hasta Santiago de Compostela. Este grupo es el primero que realiza la ruta jacobea a caballo utilizando las infraestructuras que la Junta de Castilla y León, a través de la Fundación Patrimonio Natural, ha puesto en marcha.

La segunda etapa ha partido el lunes desde la localidad de Calzadilla de la Cueza (Palencia) donde los caballistas, procedentes de Suiza, Bélgica, Holanda, Reino Unido y españoles, han pernoctado. La fecha prevista para su llegada a Santiago es el próximo día 5 de julio.

caballistas internacionales comienzan el Camino de Santiago en Castilla y León

Desde que se han puesto en marcha los 8 boxes que se encuentran distribuidos a lo largo del Camino en Castilla y León, los peregrinos van a poder conocer y descubrir a caballo los valores naturales y culturales de la ruta jacobea a su paso por Castilla y León.

Cabe recordar que los boxes que se encuentran en las localidades burgalesas de San Juan de Ortega, Rabé de las Calzadas, Castrojeriz, en la palentina de Calzadilla de la Cueza y 4 más en León, localizados en el Burgo Ranero, Valdeviejas-Astorga, Molinaseca, Trabadelo, están abiertos para el uso de cualquier aficionado que lo desee.

A través de la empresa PROATUR, gestora de los 8 boxes, se puede reservar el uso de los mismos en el teléfono 616 930 500 o el correo electrónico proatur@proatur.comEn la web www.patrimonionatural.org se podrán obtener todos los detalles.

Las naves de boxes para caballos han sido diseñadas con el asesoramiento técnico de centros ecuestres y están equipadas con las características interiores (espacio, panelado, portones) y servicios (comederos y bebederos) necesarios para la cómoda estancia de los equinos.

Las naves tienen más de 18m de largo y 6 de ancho, lo que permite alojar los caballos en un máximo de 12 boxes cada una de ellas. Todos los boxes están dotados de argolla, al lado de cada puerta, para atar los caballos.