El equipo especializado en medio ambiente de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía ha levantado acta de 1.193 denuncias y ha puesto a disposición judicial a 63 personas por presuntas infracciones y delitos cometidos en este ámbito durante el año 2017.

Del total de las personas puestas a disposición judicial el pasado año, 39 estaban relacionadas con incendios forestales, 17 con delitos contra la ordenación del territorio y 7 contra la protección de especies y recursos.

Los agentes de la unidad adscrita han esclarecido el 77% de los incendios forestales que investigaron durante 2017 en Andalucía, al resolver 41 de los 53 siniestros en los que intervinieron, tras lo cual denunciaron a 200 personas y pusieron a disposición judicial a 39, según el balance anual de las actuaciones de este cuerpo dependiente de la Consejería de Justicia e Interior.

En cuanto a las actuaciones contra los vertidos ilegales, los agentes de la Policía andaluza levantaron acta de un total de 436 denuncias por diversas infracciones, con 482 personas implicadas.

El equipo de medio ambiente de la Policía adscrita lleva a cabo otras tareas para la conservación del patrimonio natural de Andalucía, como son la preservación de la flora y la fauna protegida, la vigilancia de un correcto aprovechamiento de los recursos forestales y la persecución de los vertidos u otro tipo de episodios contaminantes.

Para llevar a cabo todas estas labores de seguridad, investigación, prevención y protección del medio ambiente andaluz, los agentes recorrieron durante 2017 un total de 398.763 kilómetros, identificaron a 3.957 personas y controlaron 3.066 vehículos.

El trabajo que realiza el equipo de medio ambiente de la Unidad de Policía adscrita se enmarca dentro de la política de coordinación y colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y con el dispositivo del Plan Infoca para la prevención y extinción de incendios, así como con otros cuerpos y fuerzas de seguridad y de emergencia como la Guardia Civil, Policía Nacional y policías locales, bomberos y protección civil.

Foto de portada: Los cebos envenenados matan todo tipo de animales