Ecologistas en Acción ha presentado ‘Hacia un escenario energético justo y sostenible en 2050’, una propuesta de transición energética hacia un modelo basado en energías limpias, justo, democrático y acorde con la disponibilidad energética del futuro y que plantea una reducción del 73% en la energía primaria, según ha informado la ONG

Madrid – 9 DIC 2015 – Ecologistas en Acción

El estudio, realizado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, nace de la necesidad de dar respuesta desde el ecologismo social al cambio climático y el declive de la extracción de combustibles fósiles y uranio. Concretamente, el documento plantea una reducción para el 2050 del 66% de la energía final y del 73% de la primaria.

Según recuerda la ONG; para este periodo se prevé el aumento de la población del estado hasta 65 millones de personas (provocado por el aumento de migraciones climáticas), por lo que la reducción del consumo ‘per cápita’ es aún mayor. Así, prosigue la organización, el consumo de energía final por persona pasaría de 2,13 toneladas equivalentes de petróleo (tep) en 2015 a 0,50, mientras que el de primaria, de 2,91 tep en 2015 a 0,57 en 2050.

energía solar térmica de concentración

Planta de energía solar térmica de concentración en Chile

La propuesta plantea un modelo energético en el que se reconoce la energía como un bien de acceso universal y escaso, y en el que se aboga por el respeto de los límites del territorio (en cuanto a extracción de materiales y utilización de sumideros de residuos). El estudio también plantea una transición basada en una reducción del consumo energético mediante mecanismos de eficiencia energética y medidas como el establecimiento de límites decrecientes en el consumo de energía.

El modelo apuesta por la gestión de la demanda, por una creciente electrificación de todos los sectores, la generación renovable distribuida y con autoconsumo y la participación ciudadana en la gestión del sistema. Tal y como señala Ecologistas en Acción, en 2050 se plantea un sistema basado únicamente en fuentes renovables, con un peso compartido de varias tecnologías.

La principal sería la eólica con un 23% del total, seguida por la solar térmica (21%), la biomasa (21%), la fotovoltaica (17%), biogás (8%), hidráulica (6%) y termosolar (4%).

En comparación con el actual despliegue de estas tecnologías, la que más aumentaría es la solar térmica y la única que se reduciría levemente la de la biomasa. Este documento pretende ser un punto de partida para poner de manifiesto las alternativas, retos y oportunidades que se plantean a la hora de abordar un cambio como el planteado.

Por este motivo, Ecologistas en Acción ha señalado que la transición propuesta, además de necesaria, es posible y que los conocimientos y las tecnologías en las que se basa este informe ya existen. Lo que se necesita es voluntad política y concienciación ciudadana, ha concluido la organización.