Los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz ha escrito por Irene Golden y Antonio Orozco y publicado por la Fundación Provincial de Cultura de la Diputación de Cádiz

Arcos de la Frontera (Cádiz) – 10 ENE 2017 – Redacción

En la presentación de este libro, en la que se ofreció al lector todo un mundo humano y paisajístico y también una invitación para disfrutar de nuevas oportunidades con el paladar, permitió reflexionar sobre el patrimonio cultural de este alimento básico, hoy producto gastronómico natural, como patrimonio cultural de un territorio donde las estrellas protagonistas son la oveja Merina de Grazalema y la cabra Payoya.

El queso es patrimonio cultural, como producto genuino de la provincia de Cádiz con tradición más que centenaria, con generaciones pasadas que lo han elaborado y perfeccionado con sabiduría, conservando celosamente sus características naturales; un producto que actualmente busca consolidar una industria quesera artesanal, en la que un grupo de mujeres emprendedoras desempeñan un papel fundamental.

Quesos de la Sierra de Cádiz

Quesos de la Sierra de Cádiz

Ese papel destacado de la mujer en la industria quesera quedó reflejado en una mesa redonda, presentada por la diputada de Igualdad, Isabel Moya, y moderada por el periodista gastronómico Pepe Monforte, en la que Sonia Valle, de la Granja Madrigueras de Algodonales, Rosana Poley y Carmen Moscoso, de la marca La abuela Agustina, de Grazalema, María José Galindo, en representación de El Bosqueño de El Bosque, y Ana María Gómez, de El Saltillo de Villaluenga del Rosario, hablaron de su trabajo para elaborar queso artesano natural, de sus afanes presentes para mantener una industria y buscar nuevos canales de comercialización y del mundo rural que ofrece oportunidades económicas sin perder las esencias de la vida en la serranía.

Irene Golden y Antonio Orozco ofrecieron al público su entusiasmo por el libro que ahora ha visto la luz, tras varios años de trabajo. En Los quesos artesanos de la Sierra de Cádiz “las protagonistas de este libro son las leches de las ovejas merinas de Grazalema y de las cabras payoyas, cuyos ricos caudales ilustran un pasado de supervivencia tallado por las manos diestras en el ordeño de los pastores de antaño, un presente emprendedor que aflora en el creciente número de queserías artesanas y un próspero futuro que ya se adivina en el prestigio nacional e internacional del que ya gozan los quesos de esta comarca”, apunta la escritora Irene Golden.

Personajes, paisajes de pasto, métodos de elaboración, variedad de quesos, queserías de producción, historia, vida y también recetas para el paladar, que ofrecen Irene Golden y Antonio Orozco, desfilan por las más de 200 páginas de este libro que llega para ser un referente sobre el queso gaditano y su medio natural. El libro está prologado por Pepe Oneto, dedicado a la difusión de temas gastronómicos. Antonio Orozco es uno de los grandes cocineros, que ofrece su conocimiento a la educación de quienes quieren aprender este oficio que persigue perfecciones de sabor y color, entre otras sensaciones, y que ha vuelto a sus orígenes en la Sierra de Cádiz. Irene Golden es escritora, dramaturga, guionista y maestra de escritores. Dentro de eta línea gastronómica y antropológica ha sido coautora también de Despensa de recuerdos. Cocina tradicional de la Sierra de Cádiz, publicado por la Diputación en 2014.