Existe, a pocas horas en avión desde España, una ruta migratoria que sobrevuela la ciudad de Eilat, en el sur de Israel, por la que circulan cada año más de quinientos millones de aves

Madrid – 20 FEB 2017 – Redacción

Se trata de la Ruta migratoria del Mar Negro-Mediterráneo, que conecta los hemisferios sur y norte y por el que las aves vuelan en busca de paisajes más cálidos donde criar. Es por eso que a partir de mediados de marzo, y durante unas pocas semanas, los cielos de Eilat se convierten en una zona de paso de millones de aves que emprenden vuelo hacia sus áreas de cría en el centro y norte de Europa procedentes del desierto del Sahara.

Coincidiendo con este fenómeno natural tienen lugar dos eventos que buscan optimizar la experiencia ornitológica para aquellos amantes de los pájaros y de la naturaleza. Por un lado, entre el 19 y 26 de marzo se celebra el Eilat Birds Festival, un evento que tiene lugar en el momento álgido de la temporada de migraciones y que incluye conferencias, presentaciones y avistamientos las 24 horas del día.

Eilat Birds Festival (Israel)

Eilat Birds Festival (Israel)

Por el otro, el Champions of the Flyway, innovadora y emocionante carrera que recauda fondos para la conservación de estos animales y que consiste en fotografiar tantas especies distintas como se pueda en 24 horas. Así, Champions of the Flyway arrancó en 2014 y es ahora un proyecto bien establecido que en sólo tres años ya ha recaudado cerca de 170.000 euros.

La carrera es operada a escala global. Millones de observadores de aves de todos los rincones del mundo participan en persona en las carreras o lo siguen online desde sus casas. Los equipos generan fondos que dan como resultado una acción de conservación directa para las aves en la vía migratoria del Mediterráneo.

Más de 30 equipos de 12 nacionalidades, incluido el equipo español ‘Lonely Birders’, participaron en la carrera de los Champions of the Flyway 2016.

A lo largo del eje de la migración que sobrevuela el sur de Israel hay distribuidas varias estaciones principales para su avistamiento, desde la laguna de Hula en la Alta Galilea, pasando por Kfar Ruppin en el Valle de Beit Sheán, Jerusalén, la Aravá, hasta llegar a Eilat en el sur.

En estos centros se han dispuesto telescopios para mayor comodidad del público y se llevan a cabo excursiones y visitas guiadas. Entre otras acciones, se han construido centros para la investigación de la migración de aves. El más importante se encuentra en Latrún, muy cerca de Jerusalén y cuenta con un radar que hace un seguimiento de las aves.