Oceana felicita al Gobierno de Portugal por la decisión de incluir el Banco de Gorringe en la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). Desde 2005, Oceana ha estado trabajando para proteger unas de las montañas submarinas más espectaculares del mundo

Madrid – 18 AGO 2015  – INT

Este singular enclave comprende dos montañas submarinas, Gettysburg y Ormonde, situadas a 160 millas náuticas de la costa suroccidental portuguesa. Ambas presentan una enorme biodiversidad por su amplio rango batimétrico, ya que se extienden desde 28 y 33 m de profundidad hasta más de 5.000 m. Oceana ha identificado y descrito más de 350 especies en sus expediciones con buceadores y robots submarinos en 2005, 2011 y 2012.

“Es muy satisfactorio conocer finalmente la noticia de la declaración del Banco de Gorringe como espacio protegido”, declara Lasse Gustavsson, Director ejecutivo de Oceana en Europa. “Hace diez años que Oceana comenzó a trabajar por la protección de estas montañas tan especiales. La decisión de Portugal nos anima a seguir investigando las profundidades marinas. Se trata de entornos aún desconocidos y continuaremos explorándolos para contribuir a proteger los lugares más singulares y valiosos”.

Tortuga boba (Caretta caretta)

Tortuga boba (Caretta caretta) – Foto de marcanario.com

 

La Red Natura 2000 engloba los espacios de mayor valor ecológico de la UE. La inclusión del Gorringe en esta red internacional de espacios protegidos se debe a la presencia de hábitats de interés comunitario, como arrecifes y bancos de arena, y especies como la tortuga boba (Caretta caretta) o el delfín mular (Tursiops truncatus).

Gracias al apoyo de la Foundation for the Third Millenium, Oceana ha hallado en la zona otras muchas especies, como torpedo, rorcual común y corales y esponjas de profundidad. Así mismo, Oceana también ha documentado una serie de amenazas que comprometen el buen estado de salud de estos ecosistemas prácticamente vírgenes, tales como la presencia de basuras y aparejos de pesca abandonados.

Este hecho pone en evidencia la inminente necesidad de establecer medidas de protección y gestión en este lugar, para evitar la degradación de unas de las montañas submarinas con mayor valor natural de Europa. Una vez que la Comisión Europea acepte formalmente el LIC, Portugal dispondrá de seis años para diseñar estas medidas y convertir el Gorringe en Zona Especial de Conservación (ZEC).