El Banco de Tierras del Consejo Comarcal del Bierzo incentivará el cultivo de pimientos bajo el sello de calidad de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Pimiento del Bierzo con el objetivo de doblar la producción de cara a 2016

Ponferrada – 30 OCT 2015 – Redacción

Es el principal punto del acuerdo que este jueves han rubricado el Consejo Comarcal del Bierzo y la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Pimiento del Bierzo y que impulsará el cultivo de esta hortaliza en las parcelas cedidas al Banco de Tierras para paliar el  que se ha registrado este año. Y es que, al hablar de pimiento de El Bierzo “hay mucha más demanda que oferta”.

En ese sentido, fuentes oficiales han recordado el “déficit de producción” que se ha registrado este año en el que “las industrias transformadoras han quedado cortas de materia prima” y han explicado que “probablemente se podría haber vendido el doble de la producción de este año”, que ha sobrepasado los 100.000 kilos, transformados en cerca de 125.000 tarros de pimiento asado. Es “contradictorio” que un sector pujante como la industria agroalimentaria carezca de materia prima. “Tenemos que conseguir que las industrias tengan pimientos para transformar”, ha explicado.

Pimiento Asado del Bierzo

Pimiento Asado del Bierzo

El objetivo de la colaboración entre el Banco de Tierras y la IGP es que la superficie de plantación dedicada al pimiento aumente de cara al año que viene. Para ello, el Banco de Tierras comunicará a la IGP las nuevas parcelas que va adquiriendo, mientras que el sello de calidad proporcionará información sobre el Banco de Tierras a sus asociados.

La IGP del Pimiento de El Bierzo cuenta con 27 agricultores, que llevan a cabo su trabajo en 44 parcelas, con un total de 15 hectáreas en las que se cultiva alrededor de medio millón de plantas. El objetivo de la IGP con este convenio de colaboración es doblar esas cifras para alcanzar una producción en 2016 de 250.000 o hasta 300.000 kilos.