El pasado día 5 de junio tuvo lugar en el Palacio de los Guzmanes de la ciudad de León, la calificación de la añada 2014 de la Denominación de Origen Tierra de León

León – 8 JUN 2015 – Redacción

Tras procesar los Servicios Técnicos del Consejo Regulador, las puntuaciones de los 10 catadores que conformaban el lujoso y variado panel de cata constituido para la ocasión, el resultado final obtenido fue de 92 puntos, lo que equivale a una calificación de añada de “excelente”.

Se trata de un día histórico, pues es la primera ocasión en la que esta Denominación de Origen consigue la nota de excelente en una añada y refleja el buen hacer de viticultores y bodegas que conforman los Registros de esta Denominación de Origen.

Uva Prieto Picudo

Uva Prieto Picudo. Genuinamente de León.

 

El trabajo está dando sus frutos, ya que los niveles de calidad de las distintas variedades de uva que se trabajan en la zona, especialmente Prieto Picudo y Albarín, son muy altos vendimia tras vendimia, como consecuencia de las mejoras en el trabajo realizado en el viñedo, y de la investigación y tecnología empleada en las diversas elaboraciones que cada vez son más cuidadosas y respetuosas, lo que se convierte en determinante para la calidad final del vino.

A la cata de calificación asistieron como panel de cata, diferentes periodistas del sector del vino, a nivel comunitario y nacional; también quisieron participar en la cata distintos representantes de la sumillería, la Asociación de hosteleria de Leon, el Comité de cata de la Denominacion de Origen y diferentes miembros de las Denominaciones de Origen de Castilla y León.

Tras catar un total de doce vinos repartidos en tres categorías, cuatro vinos blancos de los que todos ellos eran de la variedad Albarín, cuatro vinos rosados y cuatro vinos tintos jóvenes, todos ellos de la variedad Prieto Picudo, la puntuación numérica resultante fue de 92 puntos. Todos estos vinos fueron seleccionados por los Servicios Técnicos del Consejo Regulador, basándose para ello en las puntuaciones obtenidas por los mismos, en las distintas catas de calificación que la Denominación de Origen celebradas a lo largo de todo el año.

En definitiva, esta Calificación de la añada 2014, continúa con la progresión de estos últimos años y demuestra que se ha sabido trabajar en consecuencia para obtener los magníficos caldos que a día de hoy están en el mercado con la tirilla de la Denominación de Origen Tierra de León.