Una empresa, con independencia de su tamaño, puede reducir hasta en un 75% los gastos de transporte de sus empleados, si en lugar de asumir los traslados en taxi pone en marcha una solución corporativa de carsharing o compartición de coche

Madrid – Redacción – 9 ENE 2014

Estos son los datos de Arval, compañía de soluciones de movilidad de BNP Paribas, hechos públicos coincidiendo con la entrada en vigor hoy de la nueva ordenanza reguladora del taxi que establece una tarifa plana para determinados trayectos.

No es de extrañar entonces que esta fórmula en las que los vehículos son utilizados por los empleados bajo demanda a través de un plan de reservas esté ganando cada vez más adeptos. Concretamente, se localiza ya en el 16% de las empresas españolas, cinco puntos por encima del pasado año, según datos del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval.

Carsharing o compartición de coche

Carsharing o compartición de coche

Con esta fórmula, los departamentos financieros tienen además una vía para reducir los gastos de movilidad de los empleados que utilizan su propio coche para desplazarse, ya que se ahorran los gastos derivados del pago por kilómetro.

Pero las ventajas no se miden sólo en términos económicos, sino también en intangibles como la imagen de marca, ya que el carsharing permite a la compañía proyectar una imagen de modernidad, al tratarse de una iniciativa –que aunque puede adaptarse a cualquier modelo y marca- resulta idónea para incorporar gradualmente vehículos de tecnologías alternativas como la eléctrica.

Precisamente, este es el planteamiento la solución de carsharing profesional desarrollada por Arval. Según su consejera delegada, Cecilia Boned, “la probamos dentro de la propia compañía con eléctricos porque al conducirlo te das cuenta de que con los 150 kilómetros de autonomía tienes de sobra para circular los 36 kilómetros diarios que recorren de promedio más de la mitad de los conductores. Otra de las particularidades es la flexibilidad de uso del vehículo pudiendo utilizarse de manera mixta, combinando así la conducción en horario laboral con su disfrute durante los fines de semana».

Además, en contra de lo que piensa la mecánica de esta fórmula de compartición de coche es muy sencilla. El empleado gestiona su reserva a través de un calendario online y accede al vehículo con solo pasar la tarjeta de empleado por el lector. El sistema reconoce la reserva y abre automáticamente el automóvil, de tal forma que los conductores no necesiten coordinarse entre ellos para el intercambio del coche.

Arval es una compañía especializada en soluciones de movilidad, perteneciente al grupo BNP Paribas, que ofrece a las empresas soluciones integrales para optimizar la movilidad de sus empleados y externalizar los riesgos inherentes a una flota, siempre bajo los principios de asesoramiento experto y calidad de servicio. Creada en 1989, cuenta con una plantilla de más de 4.000 empleados y está presente en 25 países. Además, su red de alianzas estratégicas le permite alcanzar catorce países más, consiguiendo financiar más de 689.000 vehículos. En España, está presente desde el año 1996 y cuenta con cerca de 400 empleados. La cifra de vehículos financiados actualmente por Arval, que ha obtenido el distintivo al Mejor Servicio de Atención al Cliente 2013, asciende a casi 80.000 unidades, lo que lo convierte en el primer operador nacional.

Más información: www.arval.es