El obispo de León presidirá mañana a partir de las 21,00 en la Real Basílica una eucaristía por el rito hispano-mozárabe con las que se clausuran los actos

León – Redacción – 24 OCT 13

El programa conmemorativo del 950 aniversario de la traslación de los restos del San Isidoro desde Sevilla hasta León tiene desde el día 22 y hasta el día 24 uno de sus puntos culminantes con la celebración del Congreso “San Isidoro, su tiempo, su obra y su legado”, un foro estudio desde el que estos días se está propiciando un espacio de diálogo entre la fe y la cultura a partir de la figura de San Isidoro. Esta cita ha congregado a grandes expertos de universidades de toda España en la figura de santo arzobispo hispalense, que se han dado cita en el Salón del Pendón de la Real Colegiata para profundizar en los aspectos esenciales de la figura del San Isidoro cuyos restos se custodian en al Real Basílica desde el año 1068.

El obispo de León, Julián López

El obispo de León, Julián López

En la segunda jornada de este congreso se ha desarrollado en horario matinal una vista guiada a la Real Colegiata y al Museo y las actividades vespertinas se iniciarán a las 16,15 horas con la proyección del documental “Los misterios de San Isidoro”. A continuación, a partir de las 17,00 horas se retomarán las conferencias con las intervenciones de la profesora de la Universidad de Sevilla Enma Falque, quien abordará el tema “La traslati isidori y el testimonio de Lucas de Tuy”; del profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha Joaquín González Cuenca, quien abordará el tema “Las Etimologías romanceadas en el recuerdo”; y de la profesora de la Universidad Complutense Isabel Velázquez, que abordará el tema “La regla monástica isidoriana y su tradición”.

El acto de apertura de este Congreso tuvo lugar el martes pasado y contó con la presencia del obispo de León, Julián López, acompañado de varias personalidades. El abad de la Real Colegiata, Francisco Rodríguez Llamazares, fue el encargado de abrir el acto con un mensaje de bienvenida a todos los participantes en el Congreso y con el agradecimiento por el apoyo a todas las instituciones integrantes de la comisión organizadora del 950 aniversario de la Traslación de San Isidoro que también han hecho posible la celebración de este Congreso.

El encargado de cerrar el acto fue el obispo de León, Julián López, quien destacó la “satisfacción que sentimos en el ámbito de la Diócesis por la celebración de este Congreso porque San Isidoro es una figura no sólo de la Iglesia, sino también de la cultura universal”.  El prelado legionense subrayó “que San Isidoro fue trasladado a León hace 950 años siendo ya entonces como ahora referente de un magisterio, de un saber, de una sabiduría que en el fondo venía a ser la de la palabra de Dios contrastada, enriquecida, madurada, desde los saberes humanos, porque San Isidoro es reflejo de esa luz que no conoce ocaso, Jesucristo”.

“Esta iniciativa del Congreso tiene como fin principal estimular la memoria histórica de nuestra ciudad, de León, del viejo Reino y aun de la Iglesia legionense, de aunar y estimular la fe y la cultura. San Isidoro es uno de los mayores exponentes de la cultura hispánica, europea, mundial  y por eso es una satisfacción que la Universidad de León tenga el patronazgo de San Isidoro porque la Universidad siempre ha sido la expresión de una apertura al saber y al mismo tiempo el punto de apoyo de difusión de ese mismo saber”, apunto Julián López.

“Bien merece que todos apreciemos lo que supone tener en la ciudad de León este verdadero tesoro espiritual para la fe y la cultura cristiana”, concluyó el obispo de León.