La Academia de Cine española, que celebrará la ceremonia de su 29ª edición el próximo 7 de febrero, ha decidido que este corto opte ahora a mejor cortometraje de ficción español. La leonesa Sonia Pacios produce esta novela costumbrista sobre un hombre llamado Pedro que va al monte a por setas con su hijo Javier

Astorga – 12 ENE 2015 – Redacción

Sonia Pacios, afincada en el País Vasco pero natural de Villaverde de la Abadía, es la productora del cuarto cortometraje de Kepa Sojo, que ha obtenido ya 24 premios en festivales como el de Astorga, Bilbao, Cortogenia, FIBABC, Medina del Campo y Aguilar de Campoo, siendo al tiempo seleccionado en más de 100 festivales nacionales e internacionales como San Marino, Brujas, San Petersburgo, Montpellier o Pistoia.

Ahora opta ahora al Goya en la categoría de mejor cortometraje de ficción. “Estamos muy contentos, ha sido una gran alegría. Es muy difícil llegar ahí -a la nominación-. Lleva un proceso y hay que ir cumpliendo una serie de requisitos, pero lo hemos conseguido”, explicaba este jueves Sonia Pacios a este periódico.

La productora destaca que en el corto, aunque está ambientado en tierras alavesas, hace un guiño al Bierzo, ya que uno de los personajes del mismo se dirige a Ponferrada. Y es que aunque reside en el País Vasco junto a su pareja, Kepa Sojo, la berciana visita todos los años, en varias ocasiones, su tierra. “Todos los veranos pasamos un mes allí y siempre que tenemos unos días vamos a ver a mi familia”, explica, anunciando que, si ganan el Goya, también lo celebrarán en el Bierzo.

Aparte de ‘Loco con Ballesta’, Pacios ha producido otros cortos como ‘Y ahora que hacemos’, de José Kruz Gurrutxaga, y Otsoko, de Ander Iriarte. En la actualidad trabaja en otros dos cortometrajes y una película.

Por su parte, Kepa Sojo ha dirigido otros tres cortos muy premiados, ‘Cuando puedas’, ‘Looking for Chencho’ y ‘100 maneras de hacer el pollo al Txilindron’ una serie de televisión para ETB, titulada ‘Platos Sucios’, y un largometraje estrenado en 2006, ‘El síndrome de Svensson’.