Especialistas en glaciares hicieron un recorrido por el volcán Chimborazo para saber detalles de los deshielos que mantienen en vilo a 3 comunidades del cantón Guano. Los especialistas descartan cualquier tipo de actividad del volcán y señalan al calentamiento global

Quito (Ecuador) – 14 DIC 2015 – Redacción

Desde la 1ª semana de este mes de Diciembre, los habitantes de las comunidades Silveria, Calshi y Santa Lucía afrontan ríos de lodo que arrasan con animales, piedras y troncos. El agua procede de deshielos del nevado Chimborazo.

Al momento 700 familias no cuentan con agua potable, el material cubrió la tubería de más de ciencuenta metros con rocas de gran tamaño. El pasado lunes el lodo llegó hasta la vía que conecta Riobamba con Guaranda.

Volcán Chimborazo (Ecuador)

Volcán Chimborazo (Ecuador)

Debido a ello las autoridades se reunieron en el salón de la Gobernación de Chimborazo para conocer el informe de técnicos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) que recorrieron la zona y, en base a estos, tomar decisiones como Comité de Operaciones Emergentes (COE).

Bolívar Cáceres, glaciólogo del INAMHI, comentó que los deshielos que se presentan en la área son un fenómeno natural y se debe a un colapso de la morrena frontal (depósitos de fragmentos de roca en la área de deshielo del glaciar).

“Es una salida brusca del agua que se encuentra contenida dentro del hielo, ocurre cada cierto tiempo, no es continuo estos procesos, aunque seguirán ocurriendo hasta que se desfogue en su totalidad. El hombre no puede gestionar dicha situación, sin embargo se pueden tomar medidas para que las personas no resulten afectadas”, comentó Cáceres.

De acuerdo con estudios realizados por el profesional, el volcán Chimborazo en el año 1967 a 1997 perdió el 60% de la cobertura del glaciar; tenía 19 kilómetros cuadrados y se redujo a 11 kilómetros.

“Estimo que en el 2015 la cobertura glaciar estará en un 8 a 9 kilómetros cuadrados, aunque esto está ocurriendo en todos los nevados del planeta y el Chimborazo no es la excepción”, acotó Cáceres.

Por su parte, el COE provincial coordinó para que tanqueros de las Fuerzas Armadas puedan aprovisionar del líquido vital a las comunidades afectadas por los deshielos.

Asi mismo se estableció el monitoreo constante de la quebrada Pucco Machay para evitar que el material se desborde e ingrese a las viviendas aledañas.

La Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) ejecuta simulacros con los una centena de estudiantes que asisten a la escuela Nevado Chimborazo para llevar a cabo localizaciones seguras ante los posibles deslaves en la área.