El dúo mezzo-soprano y piano presentan su primer disco, No hay cantar sin amor, formado por un recital de canciones de Wagner, Mahler y Granados, una producción de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia

León – 8 OCT 2015 – Redacción

Aquellos que se acerquen al conservatorio de música, el martes, 13 de octubre, a las 20h., tendrán ocasión de escuchar en directo algunas canciones y de compartir con el dúo y con quienes han participado en la elaboración del disco algunas experiencias sobre la misma.

El disco, editado por el sello Stone Records y a la venta desde el 4 de septiembre en Amazon, podrá adquirirse también en este momento firmado por sus autoras. Se trata de un trabajo muy cuidado, de gran calidad, que incluye un libreto en tres idiomas, compuesto por anotaciones firmadas por las dos intérpretes, y traducciones al castellano de todas los Lieder alemanes. Esto permite un mayor acercamiento al sentimiento que los autores quisieron plasmar en composiciones como Im Treibhaus o Liebst du um Schoenheit, siempre según la forma de sentirlas de Pilar y Elisa.

Pilar Vázquez y Elisa Rapado

Pilar Vázquez y Elisa Rapado

El disco está producido por la Fundación Cerezales Antonino y Cinia a través de su programa de normalización del trabajo de artistas e investigadores, y de su línea de actuación relacionada con el sonido y el apoyo a jóvenes intérpretes.

Durante la presentación del mismo acompañarán al dúo algunas personas que han hecho posible el álbum como la vicepresidenta de FCAYC, Rosa Yágüez, Ignacio García Hernando, autor de las fotografías; Pablo Vega Otero, encargado de la grabación, las mezclas, y masterización; o la traductora del libreto al alemán.

Sobre el dúo

Mezzo-soprano y pianista se unieron a finales del 2008 con el fin de conocer y explorar el repertorio de canción artística europea, con dos focos de atención principales: la música del fin de siglo alemán (muy especialmente Mahler, pero también WagnerStrauss, Wolf y Schönberg) y la música española, con el compromiso de relacionarlos entre sí de forma novedosa. Por influencia de las ideas de Graham Johnson y “The songmakers almanac”, sus programas se configuran con frecuencia en torno a un hilo conductor que puede atravesar diversas lenguas, espacios y culturas.

En la formación del dúo destaca la influencia de los maestros Brigitte Fassbaender, Wolfram Rieger y Julius Drake. Desde su fundación, el dúo ha recibido varias becas y premios, otorgadas por Juventudes Musicales de España, la Academia Voccalis, AIE, Wiener Meisterkurse y el Schubert Institut de Austria. Han recibido consejo de relevantes músicos: Robert Holl, Rudolf Jansen, Wolfgang Hozmair, Roger Vignoles, Barbara Bonney, Irwin Gage y Rudolf Piernay, entre otros.

Pilar Vázquez y Elisa Rapado debutaron en agosto de 2010 en la XVIII Schubertiada de Vilabertrán (Barcelona) con un recital emitido por Catalunya Música. Su actividad conjunta se ha reflejado en numerosos conciertos (Zaragoza, Sevilla, Cádiz, Valladolid), entre los que cabe destacar los celebrados en el Auditori de Barcelona, la Quincena Musical de San Sebastián, la inaguración del ciclo “La infancia y la música” en la Fundación Juan March de Madrid, la Liedmatinée para niños presentada en el Studio Niculescu de Berlín o el Centenario de la Sociedad Wagner de Madrid, con la presencia de Eva Wagner-Pasquier. Recientemente han ilustrado con un concierto la exposición “El Mal se desvanece”, de Rogelio Egusquiza, ilustrando los antecedentes poéticomusicales del Parsifal wagneriano, en el Auditorio del Museo del Prado.