El Ayuntamiento de León continúa con su política de encargar el diseño de los carteles de fiestas a no se sabe quién, a través de tampoco se sabe qué procedimientos adjudicatarios, y encargar su impresión a la Editorial MIC, empresa que se ocupa de buscar publicidad para que el cartel no genere coste alguno al erario público

León – 25 SEP 2015 – Eloísa Otero (Tam Tam Press)

La fealdad (subjetiva) del último cartel, el de las Fiestas de San Froilán, ha generado una nueva oleada de protestas por parte de artistas y ciudadanos. No es la primera vez. Pero el autodenominado Frente de Liberación Visual Ciudadano (FLVC), que hace tres meses encabezó la lúdica propuesta de convocar un concurso de cartel alternativo al oficial de las fiestas de San Juan y Pedro, ha encontrado otra original manera de pasar a la acción. Porque “León se merece un cartel de fiestas más digno, desde el punto de vista ético y estético”. Y porque “en León hay diseñadores y artistas que también se merecen una oportunidad: la de concurrir a un concurso público con diferentes propuestas, para que un jurado elija la mejor”.

El debate ciudadano suscitado el pasado mes de junio trajo cola. En menos de tres días, a través de las redes sociales, se presentaron más de 150 carteles alternativos al concurso “no-oficial”, en el que el diseño presentado por Daniel Domínguez se hizo con los votos del público (y hubo más de 500 participantes en el evento). Mientras esto ocurría, una de las cabezas visibles del autodenominado FLVC, Yago Belmondo, fue convocado a una reunión informal en el Ayuntamiento de León, a la que asistieron el entonces nuevo concejal de Fiestas Pedro Llamas y el director comercial de la Editorial MIC, Francisco Robles. En esa reunión, según transmitió Belmondo al salir, “el concejal de Fiestas se comprometió verbalmente a que el próximo cartel de las fiestas de León saldría a concurso público, con un jurado especializado en Bellas Artes, como se hacía antes”.

Detalle del cartel de la discordia

Detalle del cartel de la discordia

De nada sirvió aquella reunión, y a la vista está el nuevo cartel de fiestas. El compromiso municipal parece que se quedó en saliva evaporada.

Así que tras debatir en Facebook las movilizaciones y actitudes de protesta que se podrían llevar a cabo, y tras la publicación de una tribuna de opinión de Mo Limited[@molimited] en Diario de León —titulada “El cartel”—, el FLVC ha apostado por la idea propuesta por esta activista cultural en su artículo: dirigirse al departamento de Atención Ciudadana municipal (que existe, sí, y para eso está, para atender las propuestas y quejas de los ciudadanos) “y mostrar nuestras condolencias por el último cartel perpetrado por nuestro querido Ayuntamiento“.

El FLVC ha redactado una pequeña plantilla que cada uno puede modificar/cambiar/redactar de otra manera, “para hacer un envío lo más masivo posible quejándonos de la situación actual y de la falta de compromiso del actual gobierno municipal. Ni siquiera importa que viváis en León por lo que esperamos que todos aquellos que nos habéis ofrecido vuestro apoyo y cariño os suméis a esta nueva acción”.

Esta es la plantilla:

“Yo …. ….. …… con DNI …. …. en pleno uso de mis facultades intelectuales, doy mis más sentidas condolencias al concejal de Comercio, Consumo y Fiestas Don Pedro Llamas por el cartel de San Froilán 2015 y, por ende, a todos los miembros del actual Ayuntamiento de León, por su relativo sentido estético y su nula capacidad de modernizar y/o hacer accesible el diseño a todos los ciudadanos de su ciudad.

Tras el escándalo suscitado por el cartel de San Juan y San Pedro 2015 y el acuerdo verbal de sacar a concurso los carteles de la Ciudad de León sólo puedo volver a sentir una punzada en el centro de mi humilde sensibilidad al ver que el nuevo cartel no sólo no ha salido a concurso, sino que ha continuado la senda de la pésima decisión de dar la espalda al enorme talento de los jóvenes y no tan jóvenes diseñadores e ilustradores de esta ciudad. Por estos motivos aquí expuestos argumento no aprobar este ni ningún otro cartel realizado por su corporación hasta que no cumplan los requisitos éticos y estéticos de una ciudad de categoría.”

firma y sella en el siguiente enlace:

http://www.aytoleon.es/es/servicios/atencionciudadana/Paginas/home.aspx

En el evento creado en Facebook, el FLVC —cuyo concurso alternativo en protesta por el cartel de las pasadas fiestas de San Juan y San Pedro fue seguido y secundado por más de 500 personas— explica también lo siguiente: “No tenemos voluntad de crear un concurso cada vez que estos señores se rían de nosotros. No creemos que la solución pase por estar haciendo cartelitos con la cara de Arrabal y colgándolos en una red social. Nos divierte, nos emociona y nos encanta pero creemos que la solución debería ser mucho más efectiva. Nos gustaría mucho vivir en una ciudad cuyo sentido estético estuviera más cerca del siglo XXI y no en esta ruina en la que nos manejamos. Una ciudad en la que nuestros amigos diseñadores/ilustradores tuvieran empleo y pudieran dedicarse 100% a su profesión”.