El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la ampliación de los límites del Parque Nacional de los Picos de Europa, en una superficie de 2.467 hectáreas

León – 3 FEB 2015 – Redacción

Con esta ampliación, la primera bajo la nueva Ley 30/2014 de Parques Nacionales, el Parque Nacional de los Picos de Europa incrementa su superficie hasta contar con un total de 67.455 hectáreas.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente anunció el pasado mes de septiembre la ampliación en la primera visita que un ministro de Medio Ambiente hacía a la zona, jornada que aprovechó para recorrer un tramo de la ruta del Cares acompañado de autoridades locales y autonómicas.

Peñamellera Alta cubierta de nieve / Foto de Ayto de Peñamellera

Peñamellera Alta cubierta de nieve / Foto de Ayto de Peñamellera

La ampliación comprende terrenos colindantes al parque, incorpora 1.827 hectáreas del municipio de Peñamellera Alta (Asturias), que no aportaba territorio al parque con anterioridad y que pasa, en consecuencia, a formar parte de su Área de Influencia Socioeconómica. Además, amplía en 640 hectáreas la superficie que ya aportaba el municipio también asturiano de Peñamellera Baja.

Los terrenos que se añaden al parque nacional son complementarios de los sistemas naturales representados en el mismo y se trata, en su mayor parte, de montes de utilidad pública en ambos municipios.

La ampliación supone que se incluyan en el Parque Nacional hayedos en muy buen estado de conservación, zonas de bosque mixto de carballo y fresno (con una presencia relativamente escasa en el Parque) y áreas de encinar cantábrico, así como un pequeño núcleo de laurel.

Se incorporan también tres barrancos de montaña con una importante presencia de varias especies de helechos relícticos de un elevado interés.

Presencia de todos los carnívoros de montaña

En la zona, además, destaca la presencia de todos los carnívoros de montaña propios de la región, excepto el oso, siendo destacable entre ellos el lobo. La presencia del rebeco es, además, una constante en los riscos de las altas cumbres.

El área de campeo y las plataformas de nidificación de la sexta pareja de águila del ámbito del parque nacional también se incorporan al Parque. Existen buitreras en las laderas del barranco del río Rubó. Destaca la presencia de especies vinculadas al dosel forestal, como el azor y el pito negro, o a los cantiles rocosos como el buitre común o la chova piquigualda.

Finalmente, existen en la zona interesantes poblaciones de anfibios y moluscos en los ríos y arroyos. Se incorporan también importantes frezaderos de salmón en el río Rumenes.

La ampliación de la superficie del Parque Nacional supone la incorporación de un nuevo municipio en el Parque, Peñamellera Alta, y el aumento de la superficie que el municipio de Peñamellera Baja aporta al Parque.