Los establecimientos se han seleccionados entre las más de 200.000 opciones de la compañía en 450 ciudades

Madrid – Redacción – 23 DIC 2013

El hotel Adler, un palacete de 1884 situado en intersección de las calles Velázquez y Goya, en el barrio de Salamanca de Madrid, es el hotel español mejor valorado por la agencia de viajes online expedia.es, según los resultados de su estudio Insiders’ Select 2013.

Este estudio recoge una clasificación anual que incluye los 650 mejores hoteles de todo el mundo entre las más de 200.000 opciones de alojamiento que ofrece la compañía en 450 ciudades.

Expedia realiza este estudio recogiendo las opiniones de millones de viajeros que durante el año valoran el servicio de los hoteles donde se han alojado. De este modo, los hoteles que forman parte de la lista Insiders’ Select 2013 han sido clasificados, entre otros factores, según una relación de calidad-precio y la experiencia del huésped.

Hotel Adler de Madrid

Hotel Adler de Madrid

El hotel Adler, el único español que figura en la lista de los 100 mejores establecimientos de todo el mundo, cuenta con 44 habitaciones con precios que oscilan desde los 200 euros por la individual hasta los 1.400 de la suite presidencial, de 100 metros cuadrados.


Foco en el cliente

Decorado por el diseñador e interiorista Pascua Ortega, el hotel Adler, propiedad de una familia de León, «es toda una referencia en la capital donde nuestra máxima consiste en que los clientes se encuentren como en su propia casa, en un ambiente relajado, de privacidad absoluta y con un trato personalizado», explica el director, Alejandro Vázquez.

En el hotel se han alojado grandes fortunas, políticos, empresarios, miembros de la realeza, actores y actrices o personalidades del arte y la cultura, entre otros. Por sus habitaciones han pasado desde Al Gore a Hugh Jackman o John Malkovich, sin citar a los que piden discreción sobre su estancia.

Todos sus clientes pueden disfrutar de piezas de Manolo Valdés, Chillida, Tápies, Canogar, Teixidó, Saura o Miró, que cuelgan de las paredes de sus recibidores en las cinco plantas del hotel, así como de unas habitaciones de estilo clásico con tonos azules, rojos y tostados, y una atmósfera amable y cálida.

«El éxito del Adler», continúa Alejandro Vázquez, «es un trato impecable y personalizado para cada cliente, desde el capricho de un empresario canario que quiso llenar la habitación con más de 500 rosas rojas para su novia hasta el dueño de una joyería que siempre come angulas frescas en temporada; no hay otro secreto».