Este proyecto Life cumple y desarrolla buena parte de los objetivos que presenta la FAO con respecto a las leguminosas: regeneración de suelos, aportación de nitrógeno, sostenibilidad económica y ambiental, ahorro de agua, entre otras ventajas

Barcelona – 9 MAY 2016 – Redacción

Crops for better soil se presenta en Biocultura Barcelona para difundir los valores de la regeneración de suelos con la rotación de cultivos, en la que las legumbres son claves. Mañana a las 12:00 tendrá lugar un conferencia informativa en la sala de proyecciones de la feria.

La sede del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, en Madrid, acogerá el próximo 18 de mayo la conferencia final del proyecto, en el que han participado 20 agricultores de Castilla La Mancha, Navarra, Castilla y León y Aragón.

Estand de Life+ Crops Foor Better Soil - Cultivos Tradicionales en Biocultura 2016

Estand de Life+ Crops Foor Better Soil – Cultivos Tradicionales en Biocultura 2016

El proyecto español Life+ Crops Foor Better Soil – Cultivos Tradicionales, tiene como objetivo demostrar que es posible transformar tierras erosionadas en suelos productivos gracias a una serie de prácticas ecológicas. Además, apuesta por la implementación de cultivos tradicionales, entre ellos garbanzos, lentejas, vezas y yeros, los cuales aportan numerosos beneficios alimentarios así como la mejora de suelos coincidiendo este 2016, con el Año Internacional de las Legumbres, tal y como lo ha declarado la FAO. Las legumbres no sólo son un alimento de primera magnitud que puede abastecer al elevado porcentaje de la población mundial que tiene graves problemas para obtener alimentos, sino que contribuyen a la mejora de los suelos debido a su capacidad para fijar nitrógeno de la atmósfera en el suelo.

Veinte agricultores de cuatro comunidades autónomas -Castilla-La Mancha, Navarra, Castilla y León y Aragón- participan en el proyecto y reciben asistencia técnica en procesos como el de la plantación de leguminosas de forma ecológica. La capacidad de regenerar suelos que tiene la rotación de cultivos y la alternancia con legumbres son claves para contar con productos con buena relación calidad-precio y para desarrollar prácticas sostenibles en zonas semiáridas de España, y a su vez económicamente viables gracias a este tipo de cultivos.

Los técnicos de Cultivos Tradicionales asesoraron a los agricultores participantes a que ensayaran e introdujeran en sus fincas lentejas, garbanzos, guisantes secos y algunas legumbres muy antiguas como la arveja amarga, la almorta y las habas. El proyecto también ha probado cultivos mixtos como las lentejas o yeros con trigo o con cebada, y se ha probado con maíz, algarroba, alverjones, almortas, girasol, camelina y cártamo. Otra ventaja de la rotación de cultivos para los agricultores ha sido ver que pueden obtener diversos beneficios durante todo el año en vez de cada dos años rotando sólo con cereales. Además, la asesoría ayudó a solucionar diversas dudas y resolver el problema de las malezas por medio de la utilización de una apero de laboreo llamada grada de púas, cuya función es eliminar las ‘malas hierbas’ para evitar la competencia de éstas con el cultivo.

Precisamente la FAO, que utiliza el eslogan ‘Semillas nutritivas para un futuro sostenible’, defiende la gran cantidad de ventajas de las legumbres en una serie de consideraciones que coinciden con la estrategia del Life Cultivos Tradicionales. Además de la fijación de nitrógeno en el suelo, las leguminosas tienen una amplia diversidad genética que incluye variedades  resistentes al clima, que requieren poca agua y que además pueden ser almacenadas durante meses sin perder su alto valor nutricional. Aparte, son accesibles económicamente y aportan a la salud proteínas de origen no animal.

De entre los objetivos que marca la FAO con respecto al Año Internacional de las Legumbres, el Life Cultivos Tradicionales cumple con todas las premisas fijadas, sobre todo en aquellas referidas a la promoción de su uso en el sistema alimentario, en la extensión del cultivo, en la mejora de la investigación en su proceso de producción y en la concienciación sobre los beneficios que suponen.

Los socios del proyecto LIFE+ Cultivos Tradicionales sostienen que a medida que los efectos del cambio climático se hacen más evidentes, se convierte en esencial utilizar prácticas agrícolas que generen productos de calidad y versátiles como las legumbres, que además mejoran los suelos y previenen la erosión y el cambio climático.

El proyecto español Life+ Crops Foor Better Soil – Cultivos Tradicionales es cofinanciado por el programa Life + de la Unión Europea. El LIFE es el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva, al medio ambiente. Su objetivo general para el período 2004-2020 es contribuir al desarrollo sostenible y al logro de los objetivos y metas de la Estrategia Europa 2020 y de las estrategias y planes pertinentes de la Unión en materia de medio ambiente y clima.