SEO/BirdLife y otros grupos ecologistas han insistido a lo largo de los últimos días en la necesidad de poner en marcha de forma urgente un operativo de detección de fauna afectada por el vertido de fuel que desde el pasado 15 de abril afecta a las aguas canarias, tras el incendio y posterior hundimiento del pesquero Olev Naydenov

Madrid – 22 ABR 2015 – Redacción

Este operativo o plan, activado el 19 de abril por los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente, pretende llevar a cabo un patrullaje por la zona afectada, siguiendo un protocolo de actuación para localizar y abordar el tratamiento de la fauna marina afectada. En el plan participará activamente el Seprona de la Guardia Civil.

Desde SEO/BirdLife se hace hincapié en la importancia del archipiélago canario para distintos grupos de especies de fauna marina como cetáceos, tortugas, peces y aves marinas. Dentro de este último grupo destaca la importancia regional para las aves marinas pelágicas como petreles, pardelas y paíños, que se reproducen en islotes y acantilados del archipiélago y se alimentan en mar abierto, siendo por lo tanto susceptibles al presente vertido.

cetaceo

 

La mayor parte de ellas se encuentran es estos meses o bien recién llegadas para dar comienzo a su periodo reproductor, o ya en plena época reproductora, como es el caso de la pardela chica (Puffinus assimilis), una especie en serio declive que es particularmente sensible por sus hábitos acentuadamente pelágicos. Se trata de la especie que ha experimentado un mayor declive en las últimas décadas y cuyo estado de conservación desfavorable es especialmente preocupante para SEO/BirdLife, ya que podría verse seriamente afectada por este vertido.

SEO/BirdLife también ha hecho hincapié en la necesidad de poner en marcha un plan preventivo ante la posible llegada del vertido de hidrocarburo a las costas canarias y en iniciar el operativo de limpieza y recogida de fauna afectada.

En cualquier caso, más allá de una actuación inmediata, SEO/BirdLife reclama también la puesta en marcha de los programas de seguimiento contemplados en las Estrategias Marinas de España, ya que serán clave para poder evaluar los efectos del vertido a largo plazo.