El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente destinará 101 millones de euros a los programas de seguimiento del estado de las aguas superficiales hasta 2021, para lo que evaluará el estado de más de 5.000 masas de agua a través de más de 4.400 estaciones de control

Madrid – 9 NOV 2015 – Magrama

Los trabajos, dirigidos a cumplir la Directiva marco de Agua, tratarán de determinar el estado de las aguas continentales (ríos y lagos) y el control adicional de las zonas protegidas de todas las Confederaciones Hidrográficas así como el seguimiento y la revisión de las condiciones de referencia de las aguas superficiales continentales. Además, el Ministerio ha licitado también los trabajos para trasladar las inscripciones de agua al registro electrónico, para lo que empleará 22 millones de euros.

Con este registro se podrá fortalecer la seguridad jurídica del régimen concesional, para incrementar la transparencia en la gestión y mejorar el servicio a los ciudadanos. Según explica el Ministerio, las redes de seguimiento, herramienta clave para evaluar el progreso en la consecución de los objetivos ambientales establecidos en los planes hidrológicos, permitirán evaluar más de 5.000 masas de agua a través de más de 4.400 estaciones de control.

Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre

Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre / Foto de Patrimonio Natural de CyL

La inversión se distribuirá a lo largo de los próximos seis años, durante el plazo de vigencia de los planes hidrológicos, y tratará de cumplir con las obligaciones impuestas por la legislación europea en materia de calidad de las aguas, reforzará la gestión ambiental en todas las demarcaciones hidrográficas en las que la competencia es del Estado y permitirá mejorar el estado de los ríos.

Por otro lado, el registro de aguas electrónico busca «fortalecer» la seguridad jurídica del régimen concesional de las aguas, para incrementar la transparencia en la gestión administrativa al permitir a todos los ciudadanos el acceso a la información contenida en el registro y para reforzar la eficacia del servicio.