El Museo de Bellas Artes de Sevilla será una de los espacios centrales en la celebración del Año Murillo, pinacoteca gestionada por la Junta de Andalucía, al que se sumará la Casa Murillo en la calle Santa Teresa de la capital hispalense

Programación

Fuentes oficiales han recordado algunas de las acciones que está impulsando la Consejería, entre ellas, que el Archivo General de Andalucía se suma a la celebración del Año Murillo, y lo hará con la exposición ‘Los Neve: Mercaderes, Hidalgos y Mecenas en la época de Murillo’, que se abrirá al público desde mediados de diciembre de 2017 a finales de febrero de 2018, y que permitirá conocer, a través de diferente documentación, el ascenso económico, social y la labor de mecenazgo de la de la Casa de los Neve.

El Museo de Bellas Artes de Sevilla, lleva meses trabajando en la restauración y puesta a punto de los 24 murillos que posee en su colección. Además, la Consejería va a recuperar para Sevilla uno de los conjuntos más valiosos de la obra del pintor sevillano, el retablo de Capuchinos, que se mostrará completo en una exposición en la pinacoteca y en el que estará presente ‘El jubileo de la Porciúncula’. Este lienzo de grandes dimensiones, que ha regresado a Sevilla tras casi dos siglos gracias al préstamo por diez años que ha realizado el Museo Wallraf-Richartz de Colonia, está siendo actualmente objeto de una intervención integral por parte del equipo de conservación y restauración de la pinacoteca sevillana.

En este sentido, la sala cinco del museo -donde se ha celebrado la rueda de prensa- queda cerrada al público desde el 3 de octubre por el comienzo de los trabajos en la museografía de la exposición ‘Murillo y los Capuchinos de Sevilla‘.

Las mismas fuentes han hecho referencia al programa didáctico y divulgativo que se está llevando a cabo en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), ‘Murillos en restauración: taller en  abierto’. Actividad que consiste en visitas guiadas por especialistas en los propios talleres para difundir los trabajos de restauración y concienciar sobre la importancia de la conservación del patrimonio, y de la que han podido ya disfrutar 540 personas.

También han anunciado la puesta en marcha los talleres didácticos para escolares de la última etapa de Primaria y Secundaria, en los que el alumnado trabajará de forma teórica y práctica de la mano de monitores especializados en el proceso y las técnicas seguidas por los restauradores. La estimación es que hasta noviembre participen unos 400 niños y niñas.

Foto de portada: Cartel anunciador del Año de Murillo