La muestra, que cuenta con el respaldo de la Diputación de Palencia, permanecerá en Zamora hasta el 1 de junio

Zamora – Redacción – 24 FEB 2014

La exposición “El último viaje. Los ajuares funerarios de La Olmeda”  llega al Museo de Zamora desde la Diputación de Palencia y podrá disfrutarse hasta el 1 de junio. El horario para visitar la muestra es de 19.00 a 21.00 horas de martes a viernes. Durante el fin de semana, el horario se amplía y la exposición permite recibir visitantes los sábados de 12.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 horas y en horario de mañana, los domingos.

“El último viaje. Los ajuares funerarios de La Olmeda” es un magistral proyecto asociado al importante complejo arqueológico conocido como Villa Romana La Olmeda. Descubierta en 1968, La Olmeda está ubicada en la comarca palentina de la vega de Saldaña y es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo romano hispánico. Se trata de una gran mansión del Bajo Imperio (siglo IV d. C.), con significativos restos constructivos y un impresionante conjunto de mosaicos que le han otorgado un lugar destacado en el panorama arqueológico español.

Además, La Olmeda constituye un yacimiento imprescindible para el estudio de las necrópolis bajoimperiales y prueba de ello es la exposición que hoy se inaugura en la capital zamorana. La muestra ofrece un recorrido por el complejo mundo funerario romano, perceptible tanto en los nutridos cementerios excavados hasta el presente en los alrededores de esta villa como en los objetos depositados en sus tumbas; unos y otros ayudan a definir los grupos de población que ocuparon su territorio así como los rituales que acompañaron a sus difuntos en época bajoimperial.

La Olmeda es la expresión arqueológica de un complejo a la vez que apasionante fenómeno de la Tardoantigüedad, la manifestación de una nueva forma de explotación del campo que supone la aparición de los fundi o extensas propiedades así como de sus correspondientes villas o grandes residencias, donde se conjugaban el trabajo del latifundio con espacios de recreo. En Zamora, villas como la de Camarzana de Tera o la de Requejo de Santa Cristina de la Polvorosa, cuyos restos se pueden visitar en el museo provincial, son ejemplos de la generalización de estas explotaciones.

La villa romana La Olmeda conserva un extenso conjunto de mosaicos de 1.400 m2 de extensión, siendo este uno de los de mayor superficie depositados en edificios no públicos del occidente romano. Protegido desde el mismo momento de su descubrimiento, es un gran logro de La Olmeda el haber conseguido su conservación “in situ” y que sus mosaicos, figurados o geométricos, de excelente factura y diseño, puedan ser disfrutados en la actualidad al amparo de un edificio de moderna arquitectura referente del turismo cultural en nuestra región.