Dig Eat All busca diez ‘start-ups’ nacionales e internacionales que combinen tecnología y alimentación para crear una aceleradora de empresas en San Sebastián

San Sebastián – Redacción – 16 JUN 2014

Cuatro entidades quieren convertir a San Sebastián en el centro mundial del emprendimiento tecnológico gastronómico. La ciudad, que ya es una referencia internacional de la restauración, quiere atraer talento innovador. Dig Eat All, un proyecto del Basque Culinary Center, Altazor Ventures, Mugaritz y Mapamundi, quiere reunir a las diez ‘start-ups’ más prometedoras del sector y ofrecerles cinco semanas de aceleración para lanzar su aventura.

«Nosotros ya trabajábamos, dentro de nuestro centro de investigación e innovación, en promover la creación de nuevos negocios y el emprendimiento gastronómico y agroalimentario», explica Joxe Mari Aizega, director del Basque Culinary Center (BCC). «En este marco encaja poner en marcha una aceleradora en el ámbito del ‘food & tech’». Su objetivo es que participen el máximo de proyectos posibles –se pueden inscribir hasta el 20 de junio–, entre los que seleccionarán una decena.

Basque Culinary Center en San Sebastián

Basque Culinary Center en San Sebastián

La iniciativa busca ‘start-ups’ de todas las disciplinas relacionadas con la alimentación y la restauración. «Queremos traer empresas con un gran potencial, pero también nos interesa la diversidad», aclara Aizega. «Buscamos gente que se dedique al ‘food service’, a la parte más gastronómica, a la salud o a la logística. A cualquier ámbito del emprendimiento alimentario».

Referencia del emprendimiento alimentario
Los diez proyectos seleccionados se anunciarán el 26 de junio. A partir de septiembre recibirán cinco semanas de aceleración dentro del programa Dig Eat All Fast Track. Ahí contarán «con apoyo continuo de chefs de prestigio internacional, expertos en gastronomía, innovadores de la industria agroalimentaria, ejecutivos de multinacionales, inversores de capital riesgo y emprendedores», explican desde la organización en un comunicado. También tendrán acceso a los laboratorios de pruebas del BCC, soporte tecnológico y la posibilidad de presentar sus empresas a inversores.

«Queremos posicionar a España, a San Sebastián y al Basque Culinary Center como lugar de referencia en el emprendimiento alimentario», apunta el director del centro. «España ya es una potencia mundial en agroalimentación y hay que aprovecharlo». San Sebastián, por su parte, es una de las ciudades del mundo con más estrellas Michelín por habitante.

Tendencias
El sector ‘food & tech’, asegura Aizega, está en una etapa de crecimiento. «En Silicon Valley hay un boom tremendo». Las principales tendencias ahora mismo, señala, son tres. «Lo que en inglés llaman ‘food service’, que se refiere a todo lo relacionado con su transporte y entrega a domicilio, y que en el último año ha recibido inversiones de más de 500 millones de dólares. También la alimentación relacionada con la salud y, por último, la sostenibilidad».

Las cinco semanas de aceleración concluirán la víspera del congreso San Sebastián Gastronómica, que se celebra entre el 5 y el 8 de octubre, con una presentación de proyectos a inversores. Los mejores equipos podrán recibir hasta 250.000 euros de capital.