Durante el mes de diciembre, las torres de degustación se visten de fiesta y permitirán probar excelentes vinos por copas a precios asequibles. Entre otras, sacará a la luz joyas de la Cava 14 como un Chateau Cheval Blanc 2006

Madrid – Redacción – 11 DIC 2013

Durante el mes de diciembre en LAVINIA se podrá degustar una excelente y amplia selección de vinos de todo el mundo sin necesidad de adquirir una botella. Esto es posible gracias a las Torres de Degustación, modernos dispensadores automáticos por los que, a lo largo del año, van pasando joyas vinícolas que permiten probar vinos de un precio elevado a otro mucho más asequible. Por ejemplo, durante el mes de diciembre se podrá degustar un Chateau Cheval Blanc 2006 Saint Emilion 1º Grand Cru Classe “A”, una botella que cuesta  794€ y que se podrá probar por copas a 44,10€.

Torre de degustación de Lavinia

Torre de degustación de Lavinia

Además de esta joya, durante todo el mes se podrán degustar los siguientes vinos tintos:

–          Akilia Lombano 2011, Mencía del Bierzo. Vino de una única parcela con un año de crianza, frescor y fruta bien definida. Está considerado el futuro del Bierzo. PVP botella 29,90€ / copa 1,70€.

–          Cobero 2011, Valle de Bedoya en Liebana. En Cantabria se elaboran vinos excelentes como este coupage de Mencía con un 30% de palomino. Botella 35,40€ / copa 2€.

–          Tierga 2010 Pura Garnacha, Bodega La Calandria. Los viñedos están ubicados entre Navarra y Aragón, tierra en la que la garnacha desarrolla todo su potencial. Botella 29,90€ / copa 1,70€.

–          Clos Figueres 2008. Clasicismo del Priorat para volver a descubrir las viejas y prodigiosas garnachas y cariñenas. Botella a 46,90€ / copa 2,60€.

–          Tres Elementos 2012. Último descubrimiento de la Ribera del Duero, elaborado por antiguos colaboradores de Pingus. Botella 23,90€ / copa 1,35€.

–          Atractylis 2011. Syrah de Calatayud. Jancis Robinson le concedió 17 puntos sobre 20. Botella 14,90€ / copa 0,85€.

–          El Vino del Buen Amor 2010, D.O. Toro. Es un vino ecológico de sorprendente frescura. Botella 14,90€ / copa 0,85€.

–          Contador 2011. Tempranillo en estado puro, gran potencia y modernidad. Botella 249€ / copa 13,85€.

–          Volnay Santenots 2008 Premier Cru, del productor Roblet Monnot. Finura y elegancia, pura esencia de la Borgoña.  Botella 66,40€ / copa 3,70€.

Y los blancos:

–          Domaine Leflaive Pulingy-Montrachet 2010. De uno de los productores de referencia de la Borgoña. Chardonnay pura y mineral. Botella 82,40€ / copa 4,60€.

–          Antoine Arena 2012. Vino mediterráneo donde las hierbas de monte bajo se funden con los sabores y aromas de Córcega. Botella 31,90€ / copa 1,80€.

–          Tentenublo Blanco 2012. El futuro de la Rioja. Malvasía blanca criada en barrica. Botella 14,90€ / copa 0,85€.

–          SOTA ELS ÀNGELS 2011. Elaborado con viognier y picapoll. Por encima de todo destaca la fruta carnosa. Botella 24,90 / copa 1,40€

La Cava 14

Para aquellos vinos que, por su fragilidad o antigüedad, precisan de unos cuidados aún más rigurosos, LAVINIA cuenta con un santuario específico: la Cava 14, espacio protegido del trasiego habitual de las tiendas y que se mantiene a una temperatura constante de 14ºC, que garantiza la óptima conservación de las “joyas” vinícolas que allí se atesoran.

LAVINIA: mucho más que una tienda de vinos

Desde su creación, en 1999, LAVINIA se ha desarrollado como una empresa de marcado carácter internacional e innovador. LAVINIA es un concepto diferente de tienda de vinos, cercana al cliente, tanto desde las 6 tiendas con que cuenta actualmente en Europa, como desde las 4 que tiene en distintos aeropuertos españoles bajo el concepto “shop in the shop”, como online a través de su tienda virtual. Presente en España, Francia, Suiza y Ucrania, las últimas aperturas han sido este año en el aeropuerto de Barajas Madrid. En las tiendas LAVINIA el cliente tiene a su alcance una amplia gama de vinos y destilados de todo el mundo. Además, pueden disfrutar de los servicios añadidos que se ofrecen de la mano de profesionales sumilleres, como cursos de cata para aprender a degustar vino y a elegir el mejor para cada ocasión. Así, en LAVINIA se crea un entorno en el que se viven experiencias alrededor del mundo del vino y se promueve la cultura del vino.

A su oferta de vinos y destilados se unen servicios añadidos como el Espacio Gastronómico de la tienda LAVINIA de la calle José Ortega y Gasset de Madrid que dirige el chef Ángel García, y que presenta una comida de mercado a disfrutar junto con los vinos de LAVINIA a precio de tienda. Los amantes del vino de todo el mundo pueden comprar fácilmente a través de www.lavinia.com