Coincidiendo con el Día Europeo de la Red Natura 2000, el Gobierno de Cantabria ha dado luz verde a la tramitación de la Montaña Oriental Costera para que forme parte de esta red europea de espacios protegidos

Madrid – 22 MAY 2017 – Redacción

Ayer domingo due el día de los 27.000 espacios protegidos de la Unión Europea, el día de Red Natura 2000. Es el primero que se celebra de manera oficial desde que el pasado lunes, 15 de mayo, el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella firmara su incorporación al calendario oficial europeo. Es la primera iniciativa ciudadana, impulsada por SEO/BirdLife y la Agencia EFE, que consigue oficializarse en Bruselas. Y, coincidiendo con esta fecha, se confirma que el Gobierno de Cantabria inicia los trámites para incorporar un nuevo espacio a la red: la Montaña Oriental Costera.

En concreto, el espacio pasará a ser Zona de Especial Conservación Para las Aves (ZEPA), una de las clasificaciones que establece Natura 2000. El punto de partida de esta declaración fue precisamente una declaración anterior: en 2010, SEO/BirdLife incluyó a este espacio en el listado de IBA -Áreas Importantes para la Conservación de las Aves, en inglés-, un inventario de lugares prioritarios para la avifauna identificado por la coalición BirdLife en todo el mundo mediante criterios estandarizados y consensuados con expertos y científicos. Las IBAs han sido reconocidas como instrumento de trabajo de la Comisión Europea, y puede servir de base para la inclusión de un espacio en Natura 2000.

La Montaña Oriental Costera se asoma al mar Cantábrico entre los municipios de Liendo y Castro Urdiales (Cantabria)

La Montaña Oriental Costera se asoma al mar Cantábrico entre los municipios de Liendo y Castro Urdiales (Cantabria) / Fernando Sanchoyarto

Las casi 30.000 hectáreas de la Montaña Oriental Costera, que abarca los macizos de Candina y monte Cerredo, la Peña de Santullán, el monte del Remendón o las peñas de Gibaja, presentan unos valores excepcionales por sus formaciones vegetales así como elementos geológicos como las dunas remontantes de Sonabia.

Sin embago, sus rasgos más llamativos son los ornitológicos, al contar con la extraordinaria colonia costera de buitre leonado de Sonabia, con un centenar de parejas, además de una quincena de nidos de alimoche; una de las densidades de halcón peregrino más altas de la península ibérica, con una veintena de parejas; y la presencia de ejemplares de abejero europeo, milano negro y chova piquirroja.

Garantía de futuro

La Red Natura 2000 agrupa más de 27.000 espacios protegidos designados para garantizar la supervivencia a largo plazo de las especies y hábitats europeos más valiosos y amenazados. Estos espacios no son sólo santuarios de naturaleza, sino que en ellos se realizan actividades productivas como la agricultura, la pesca, la ganadería, la caza o el turismo y garantizan nuestra salud y calidad de vida a través de la multitud de servicios que nos ofrecen.

Según un estudio de la Comisión Europea sobre los beneficios económicos de la Red Natura 2000, los lugares que la integran generan cada año una media de 12 millones de empleos, y sitúa entre 5 y 9 miles de millones de euros al año los ingresos directos que el turismo deja en estos espacios.